Los Simpsons.

© 20th Century Fox's

De la pantalla chica de la televisión a la gran pantalla cinematográfica hay una gran diferencia que el salto de una a otra puede ser mortal. Y aunque últimamente hay una larga lista de directores nacidos de la pantalla chica y que están dándole al lenguaje cinematográfico de entretenimiento un nuevo aire y un par de excelentes ejemplos de series y su espectacular paso al mundo del cine, como Los Expedientes Secretos X, que pronto tendrán una secuela, aún hay series que parecieran a prueba de fuego que se atreven a decepcionar.

Con una innegable influencia en la cultura pop del día de hoy, 18 años al aire y 400 capítulos, todos tenemos ya nuestros episodios, personajes y gags favoritos, y todos hemos visto todos los capítulos más de una vez, que es muy difícil que la propia serie nos dé una nueva sorpresa, por eso somos todos unos difíciles espectadores de la cinta, largamente rumorada y esperada.


© 20th Century Fox's

En ella se narra la aventura de la peor familia de la televisión cuando Homero contamina el agua de Springfield, elevando enormemente los índices de contaminación que el gobierno de los Estados Unidos decide aislar la ciudad para siempre y una vez que Los Simpsons logran escapar se dedicarán a encontrar un nuevo lugar donde vivir.

Centrándose enormemente en el personaje de Homero y complementándose con el resto de los personajes la historia se nota un tanto repetitiva, no es la primera vez que Bart se desilusiona de su padre y se siente tentado por el clan de los Flanders, no es la primera vez que Lisa pone sus ilusiones en un amor imposible, ni tampoco la primera vez que Margue manda a volar a Homero. Y en lugar de intentar sorprender y llevar a un nuevo grado a los personajes y las situaciones, los creadores, le apostaron por mantenerse fieles al clásico estilo televisivo por lo que da la sensación de estar apreciando un largo capitulo de televisión que irónicamente se siente tan apresurado que incluso algunas características principales de los personajes parecieran perdidos en el tintero. ¿Ahora resulta que el engendro del diablo llamado Bart, es un niño sensible y susceptible que encuentra la paz de buenas a primeras con Ned Flanders?


© 20th Century Fox's

Visualmente aunque se mantiene fiel a su estilo se notan algunas muy buenas diferencias, aunque se anunciaba que se trataba de una “fea” cinta en animación 2D, los paisajes y movimientos de los personajes se ven muy bien y combinan a la perfección con el estilo ya conocido de la serie. Pero sin duda la deuda más grande de la cinta, y de la compañía encargada del doblaje, son las voces originales, que aunque las que realizan el trabajo en la cinta lo hacen bien, el anterior elenco, llevaba su trabaja un nivel más allá, agregándole más diversión y personalidad a los personajes.

Aunque la cinta resulta divertida, se extrañan muchas cosas, como los toques dramáticos y emotivos que la serie nos receta de vez en cuando, que ayudan a convertirla en algo entrañable. Y así, como el propio Homero dice, quizás en son de justificación, al inicio de la película ¿para qué pagar por ver algo que se puede ver gratis en televisión? ¿Por qué mejor no presentar algo realmente enorme, como una pantalla de cine? Por que no queda ninguna duda, la cinta de los Simpsons, es idéntica a alguno de sus más tibios y regularzotes capítulos.



Comentarios

Garap dijo…
Sí es un capítulo largo de la serie, pero también es cierto que muchos de los gags son muy divertidos. Yo le daría más calificación, simplemente porque cumple el propósito de hacer reír a todo lo largo de la película... Que por otra parte se siente bastante corta.
No puedo creer que no te gusto, Luis. Yo la disfruté muchísimo y se me hizo más que un capítulo de 90 minutos.

Saludos!!
marichuy dijo…
Luis
Dime que leí mal: ¿Bart un personaje casi políticamente correcto? No, eso sería el acabose; digo, así a donde vamos a llegar. Al rato, mi enfant terrible favorito va a imitar a Bruce Willis y a promover el sufragio electoral a favor de otro Bush.

No la he visto justo porque temía decepcionarme.
Luis Luna dijo…
Que hay Garap, si, se siente muy corta. Dicen que habrá secuela ojala afinen los detalles.

Que onda Paxton,pues que te dire, se quedo muy corta, estos tipos geniales pudieron darnos algo mucho mejor. Saludos.

Hola Marichuy, ojala no te decepcione mucho.

Saludos a todos.

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.