Arráncame la vida.


En un país como México en el que a pesar de lo que se diga aún no existe una industria cinematográfica como tal, en el que abundan operas primas por que muchos directores no tienen apoyo suficiente para continuar con su carrera, en el que el promedio de tiempo que una cinta nacional perdura en cartelera es de una a dos semanas, aún así hay lugar para superproducciones.

Aunque en realidad lo primero que se tiene que decir de Arráncame la vida es que independientemente de que su costo de producción es alto, el más costoso de la historia según muchos, ésta es una de esas cintas en el que los recursos son utilizados para narrar una historia y no para atiborrarla de grandes efectos e intentar hacerla más interesante.

Tendríamos que empezar por mencionar que Roberto Sneider no es un director cualquiera, aunque no hayamos escuchado nada de él desde hace más de diez años, cuando sorprendió a todo mundo con su primer cinta Dos Crímenes, basada en la novela homónima de Jorge Ibargüengoitia, cinta que protagonizó Demián Alcázar y que le otorgó a Margarita Isabel el Ariel por Mejor Actriz de Reparto entre algunos otros reconocimientos.

Tendríamos que empezar a decir también que la cinta se basa en la novela del mismo nombre, escrita por Ángeles Mastretta, una novela de 1985, que le ha dado la vuelta al mundo y que cuenta con amplio reconocimiento y fama, cuya historia versa sobre Catalina, una mujer mexicana de los años 30 y su recorrido por la vida, que inicia en su juventud en la bella ciudad de Puebla y sobre como desde temprana edad vio su vida atada al General Andrés Asencio, quién arrastra a Catalina en su loca carrera de ambición y poder político, a costa de lo que sea, incluida su propia mujer.



Mucho tiempo tuvo que pasar para que las piezas se acomodaran en su lugar, para que los derechos terminaran en México, para que el proyecto terminara en las manos de Sneider y para que este pudiera reunir todos los recursos necesarios para filmarla. Y no es para menos, uno no puede tomarse a la ligera una fuente llena de tanto potencial como la novela de Mastretta, rica en detalles, describiendo la vida de una mujer en los tiempos en los que los hombres iban al frente y la mujer debía quedarse atrás, ayudando a no estorbar y adornando su alrededor. Así que tendríamos que decir que la espera ha valido la pena y que la cinta, vale cada centavo de los más de 60 millones de pesos de su presupuesto.

Ana Claudia Talancón realiza no solo el mejor trabajo de su carrera, si no uno realmente notable, su personaje arco que inicia como una niña ingenua e inexperta, que se abre paso en la vida buscando libertad, intentando mantenerse cuerda a pesar de su marido y de su época, para terminar como una mujer entera, completa, fuerte y madura que bien podría ser la heroína perfecta de muchas. Daniel Giménez Cacho, destacable siempre, provoca risas con un personaje que evoca a cierto ex político y a toda una generación de hombres que gobernaban su hogar y su país a punta de pistola.

Y aunque gran parte de la cinta recae en estos dos actores y la dinámica que generan, no es posible ignorar la gran cantidad de buenos actores que fondean por completo la historia, desde Irene Azuela que aunque tiene solo un par de líneas, está presente en toda la cinta, pasando por Delia Casanova con solo una escena corta, terminando con Isela Vega, quién con un par de escenas se vuelve un personaje importante en la trama.


Bajo una excelente adaptación que resume sin perder ningún aspecto y muy apegada a la fuente, la cinta resulta un emotivo viaje, lleno de humor negro, romance y drama, contando además con una manufactura por completo impecable y enmarcado todo por una fotografía precisa, impecable y hermosa.

Sneider ha vuelto y por la puerta grande, ha logrado crear una cinta redonda, notable y memorable, es como si hubiera logrado tomar el agridulce candor de Cómo agua para chocolate y lo mezclara con el tinte político, subversivo y sabroso de La Ley de Herodes, una cinta grande, de esas que ya casi no se hacen. Una cinta que podría ser criticada por muchos por seguir estándares de manufactura extranjeros, pero que en el fondo resulta profunda y netamente mexicana.

Una fuerte candidata para un Oscar en su categoría de cine extranjero.

Yo opino: * * * * *.

(Arráncame la vida, Roberto Sneider, México, 2008.)


Comentarios

Paola R. dijo…
Hola amor.
Sabes que me encanto la película y valió la pena la espera ese día en el cine para verla.

Ya quiero tenerla en mi preciada colección.

¿De navidad? mmm, muy pronto; ¿de cumpleaños? ;)

Besos.
Carlos Reyes dijo…
Tengo muchisimas reservas sobre esta cinta, pero si confieso ser fan de DOS CRIMENES. La novela me gusta mucho tambien, espero poder verla pronto.

Cuanto para el mexacritic?
Anónimo dijo…
Fueron muchos muchos años de espera para ver en imágenes lo que podía ver con mi imaginación.
Y quedó tan perfecta que como que todavia no me la creo la voy a tener que mas veces en el cine.
Porque las buenas peliculas en pantalla grande son mejores.
Sin palabras!!!!
Eddney Todd dijo…
Le pongo cuatro estrellas. Me gustô. Creo que tiene bastante potencial para ser Oscarizable. Los protagonistas (Daniel y Ana Claudia) me agradaron bastante.
JIFF dijo…
Ciertamente es el papel más importante de Ana Claudia Talancón, tengo problema con que no me la creo de 16, ni de 30 años, la veo igual en toda la cinta.

Me agrado, concuerdo contigo, los valores de producción de ésta cinta de más de 60 millones de pesos son muy elevados, pero ¿hay suficiente potencial en la taquilla mexicana para que sea negocio?
tangerine dijo…
Me confieso una malinchista en cuanto al cine, no recuerdo alguna vez haber dicho "esta pelicula es buena", quiza deberia cambiar mi forma de pensar, pero en cuanto a esto me es tan dificil o.O

Ow! estaba a punto de decir que la pelicula de "En el tiempo de las mariposas" es genial, pero no es 100% mexicana aunque, hay muchos actores mexicanos ... bueno creo que ya me sali del tema ;)

Felices fiestas.
león x dijo…
Actuaciones mediocres + mucho dinero de la Fox + mucho dinero del fideicomiso + mucha publicidad + malos dialogos + mal argumento = telenovela cara
Negro Sandía dijo…
No me llama la atención.. jajaja al igual que a leon me suena a telenovela cara... pero no puedo hacerme un juicio sin verla antes..si es que la veo..

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

Frente al Abismo. (L.I.E.)