Frost / Nixon / Guevara.


Che El Argentino.

Steven Soderbergh, su acostumbrada frialdad fílmica y todos sus ya conocidos trucos técnicos se ponen a la orden con sobrada eficiencia de un personaje histórico, admirado y controvertido; Ernesto Che Guevara.

Ofreciendo una impresionante cinta que a través de dos líneas narrativas nos cuenta el ascenso del Che como revolucionario; por un lado lo adentrándose en territorio cubano al mando de Castro, intentando y aprendiendo a dirigir y cuidar a sus hombres, mientras que por otro atestiguamos su visita a New York y su impresionante intervención en la asamblea de las Naciones Unidas.

Mientras que Sodebergh desnuda la cinta de toda pretensión y solemnidad, con un manejo de cámaras bastante original para una cinta como esta y con una narración fragmentada, sencilla y sumamente humana, Benicio por su parte, crea un personaje intenso, carismático y contundente, armando ambos un retrato agudo de este personaje que ayuda a conocer aspectos totalmente ignorados acerca de lo que realmente significaba la palabra revolucionario para Guevara y Castro.

Punto a parte es el excelente trabajo de Demián Bichir como Fidel Castro y un interesante y amplio reparto latinoamericano que incluye a Catalina Sandino Moreno, Rodrigo Santoro y Victor Rasuk, todos interpretando a una larga lista de revolucionarios capaces de matar por defender a la revolución pero lo suficientemente humanos para que por momentos nos resulten incluso queridos. Y aunque al final el personaje central termina siendo totalmente querido y admirado, no se siente ninguna intención por parte de la cinta para santificar su figura.

Che El Argentino es una película demasiado comunista para seducir a los premios gringos y quizás demasiada experimental para ofrecer una clase de historia, pero mucho muy buena, dinámica, sencilla, contundente y conmovedora para pasar un excelente rato en el cine y al mismo tiempo conocer ese otro lado de la moneda que nunca nadie nos la había contado de esta manera. Una gran cinta.

Yo opino: * * * * *.

(Che Part One, Steven Soderbergh, E. U., 2008.)



Frost / Nixon.

Tras una serie de escándalos en 1974, por primera vez en norteamerica un presidente renunciaba vergonzosamente de su cargo. Aunque las evidencias eran sumamente claras y convertían a Richard Nixon en culpable de fraude, espionaje, sabotaje y una larga lista de etcéteras, el ex presidente fue exonerado de todo cargo y disfrutaba de una vida tranquila. Hasta que un día David Frost, un conductor de televisión de espectáculos se atrevió a retarlo, enfrentarlo cara a cara en una serie de entrevistas, con el único proposito de obtener un rating histórico y ganar notoriedad.

La historia, tema central de la premiada obra de teatro que ganó rápidamente notoriedad en los escenarios de Londres en el 2006, llega a la pantalla grande con su reparto original y de la mano del director Ron Howard, quien nuevamente se cuela en las principales ternas de los premios Oscar.

La cinta narrada con bastante agilidad y soltura, pierde algunos puntos cuando en las escenas que se suponen deverían de ser un duelo descarnado de actuaciones, resulta desbalanceado al conbinar el extraordinario trabajo de Frank Langella, interpretando a Nixon como una bestia herida y en decadencia que lucha a cada paso por ocultar su condición, con el tabajo de Michael Sheen como Frost, un personaje débil y carente de fuertes motivaciones, que nunca logra ganarse el interés del publico y que sólo sirve de pretexto para que los personajes que se encuentran a su alrededor intenten juzgar y evidenciar, a través de las entrevistas, los crimenes cometidos por el ex mandatario.

Sin embargo y en contra de esto, la experimentada batuta de Howard logra un relato interesante, ameno y efectivo, un relato entre lo político y lo humano, coronado con una de las actuaciones más interesantes de la temporada.

Yo opino: * * *.

(Frost / Nixon, Ron Howard, E. U., 2008.)


Trailer de Che El Argentino.



Trailer de Frost/Nixon.

Comentarios

paztor dijo…
Ya vi la del Che, pues esta chida, pero no le daria la máxima calificación, lo chido como tu dices, es que no es la clásica pelicula gringa, si fuera gringa el che seria Mel Gibson o algo asi jejeje. Saludos.

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.