Gomorra.


EL LIBRO

Umberto Eco ha llamado a Roberto Saviano, autor del libro Gomorra, un héroe nacional ante su enorme valor de enfrentarse a una de las organizaciones más violentas y salvajes no solo de la propia Italia, sino de Europa entera, la mafia napolitana llamada Camorra. Pero ese enfrentamiento no es por la vía armada, sino con armas más afiladas y peligrosas; las palabras y el conocimiento.

Saviano, de 30 años, nació en Nápoles una tierra asolada por una enorme lista de problemas sociales y violentos que tienen como origen a esta peligrosa y mortal organización delictiva. Como casi todos los nativos de esta zona Saviano estaba destinado a caer en las garras de la Camorra de algún modo u otro pero que tras un duro despertar de conciencia se escapó al mundo de las letras y tras estudiar la carrera de periodismo y de conocer a fondo e incluso haber desfilado entre sus filas se tomó el enorme valor de contar minuciosamente como esta mafia ha logrado edificar un enorme imperio a base de sangre y fuego.

Tan solo el primer párrafo del libro es terrorífico y esclarecedor, es apenas un sangriento y horrible abrir de boca para la lista de capitulos que se leen con asombro y estupor en el que narra como la Camorra logra infiltrar a través del puerto de Nápoles el 70% de las mercancías manufacturadas en China, de como el sistema en que las grandes casas de moda han ayudado en gran medida a la aparición de las marcas clonadas y de como estas mercancias confeccionadas en esta zona terminan en los principales aparadores de Europa e incluso América a costa de trabajadores que por un mísero sueldo trabajan bajo condiciones inumanas.

Hay una capitulo en el que se narra como las calles de la ciudad se vuelven territorio de guerra cuando dos bandos de la Camorra se enfrentan, de como hablar con la persona equivocada en el lugar equivocado puede costarte la vida y de como contratan a niños cuando ante las altas bajas hace falta mucha ayuda. Un capitulo sobre el lugar de las mujeres en la mafia, desde las novias adolescentes de los killers hasta la mujer con más poder en la historia de la mafia, un capitulo sobre como en el territorio se vierten a escondidas desechos industriales y tóxicos con una facilidad y descaro inauditos y un notable capitulo en el que se habla sobre el AK47, el arma favorita de la mafia napolitana, narrando como vive actualmente su inventor y el origen del arma hasta explicar detalladamente su funcionamiento y como es utilizada por la Camorra.

El libro aunque en parte es autobiográfico y esta salpicado por los recuerdos de la infancia y la juventud de Roberto Saviano, cobra otro sentido al contar con nombres, cifras, direcciones y tantos datos que es imposible digerirlos en una sola y simple lectura. Y aunque hay un par de secciones que podrían pensarse irrelevantes y demasiado complejas al final el libro es una tremenda experiancia esclarecedora, estremecedora y aterrorizante. Un libro realmente muy bueno no solo por su trascendental contenido si no además por la forma en la que el autor empuña y manipula la narrativa y sus palabras.

Por escribir y publicar Gomorra Roberto Saviano ha sido sentenciado a muerte por la mafia napolitana y al día de hoy ha tenido que abandonar su país y vive oculto acompañado por una escolta asignada a preservar su vida.

Un breve segmento del libro.

"No existe nada en el mundo, orgánico o inorgánico, objeto metálico u elemento químico, que haya causado más muertes que el AK-47. El kaláshnikov ha matado más que la bomba atómica de Hiroshima y Nagasaki, que el virus del sida, que la peste bubónica, que la malaria, que todos los atentados fundamentalistas islámicos, que la suma de muertos de todos los terremotos que han sacudido la corteza terrestre... Un publicista aconsejaba que para hacerse a la idea de los muertos producidos por la metralleta llenaran una botella de azúcar, dejando caer los granitos por un agujero en la punta del paquete; cada grano de azúcar equivale a un muerto producido por el kaláshnikov."




LA PELÍCULA

Ante un material tan complejo y de enormes proporciones de información era de esperarse que la cinta basada en el libro hiciera una adaptación no literal y se centraran solo en algunos de sus detalles y así lo realizaron. La cinta cuenta varias historias todas sucediéndose al mismo tiempo y sin ningún punto de conexión entre una y otra o inclusive entre sus personajes.

Cuenta la historia de un niño que quiere trabajar para la Camorra, un par de adolescentes que se creen lo suficientemente malos como para hacerse de armas y convertirse en peligrosos maleantes, un hombre encomendado con la tarea de visitar a todos los deudos de los miembros caídos de la mafia llevándoles una pensión, un prodigioso sastre atrapado en una operación industrial ilegal e inhumana y un elegante empresario que recorre Italia llevando y trayendo desechos tóxicos para sepultarlos en donde se pueda.



Todos estos personajes estan acorralados entre dos secciones de la mafia que se encuentran en una descarnizada pelea por el control del territorio, el cual incia en los primeros minutos de la cinta con un múltiple asesinato que provoca que algunas amistades se vuelvan incómodas, que algunas personas tengan que ocultarse en sus casas o que las personas caminen por las calles y las aceras cuidando sus pasos y sus espaldas.

A cambio del libro, que explica palmo a palmo las situaciones, la cinta toma personajes que a veces son solo mencionados de pasadita en el libro y deja por sobreentendido muchísimos detalles que sin duda enriquecerían la experiencia pero que retratados de este modo, los sucesos y los personajes, todo en conjunto ayuda a crear una densa y agobiante atmósfera, concentrándose en contagiarnos con la sencación de caminar sobre una tierra sin ley ni orden, en la que la vida se juega en una ruleta rusa sin que siquiera se nos expliquen las reglas.

Matteo Garrone, su director, ha recibido gracias a esta cinta una enorme lista de premios alrededor del mundo, gracias a esta compleja puesta en escena, ejecutada con sencillez y desapego, filmada en su totalidad con cámara en mano a luz natural. La cinta es una descarnada y reacia experiencia, que dificilmente se puede sacudir del cuerpo. Un retrato realista y sin adornos de la mafia italiana, pero que curiosamente en muchos de sus puntos resulta universal, una gran cinta.

Yo opino: * * * *.

(Gomorrah, Matteo Garrone, Italia, 2008.)


Escucha aquí el tema que Massive Attack creo para la cinta.

Comentarios

marichuy dijo…
Luis

Uff, el libro es brutal. Y lo es, por el rigor de documental- periodístico y ausencia de dramatización, con que está escrito.

Si se comparan (cosa que no debe hacerse desde mi punto de vista) libro y film, éste sale perdiendo.

No obstante, la película también resulta demoledora; brutal en su desnudez y crudeza; en su falta de lacrimogenería, heroísmo y romanticismo barato (que tanto les gusta a Hollywood). Yo salí del cine muy impactada.

Y sin embargo… cuatro-cinco mil muertos atribuidos a la camorra en 20 años? No son nada comparados con lo que nos ha acarreado la estúpida guerra de FECAL. Qué nos duran los gomorros a nosotros: catorce mil muertos (y contado), representan el saldo de esa guerra que “aunque no lo parezca… vamos ganando” según dice la derecha católica que mal gobierna este país.

Un abrazo Luis

PS Me voy a hacer publicidad (jeje): yo escribí un par de post al respecto.

http://melange-marichuy.blogspot.com/2009/05/la-gomorra-nostra.html

http://marichuy-chuyita.blogspot.com/2009/07/gomorra.html
Luis Luna dijo…
Marichuy que bueno verte por acá.

Opino igual que tú, el libro y la película son dos cosas muy distintas y son dos cosas muy buenas, cada una a su manera.

Y tienes razón este tema es mucho más atroz en nuestro país y en latinoamérica, con la diferiencia de que aquí no podríamos leer un libro al respecto, o tan siquiera un artículo en un diario. El resultado ya todos imaginamos cual sería.

Gracias por compartir los links.

Saludos.
Starjammer dijo…
tengo rato queriendo ver esta cinta, luego de verla te digo que ondas, saludos compadre...

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.