El Infierno.


En 1999 Luis Estrada logró algo inimaginable, casi al final de los 70 años de priismo, filmó y presentó, librándose de la censura de aquel entonces, una película llamada La Ley de Herodes, con la que no sólo logró cimentar un valiente resumen sobre los usos y costumbres de aquella clase política que reinaba el país sino también creó una importante cinta dentro de la filmografía mexicana moderna, una cinta divertida, inteligente y redonda que a 10 años de su estreno aún no pierde su figura.

Luego en 2006 con el cambio de partido al mando entregó un filme sobre las políticas económicas y la búsqueda de la erradicación de la pobreza con resultados bastante medianos. Hoy en 2010 Estrada entra a escena con la película de éste sexenio y no podría llegar a una mejor fecha cuando gran parte del país se pregunta si realmente vale la pena celebrar los 200 años de nuestra independencia.

El Infierno se centra ahora en la escalada de violencia que azota gran parte de México a causa de la lucha que el actual presidente ha emprendido en contra del narcotráfico, lo cual ha creado un ambiente tenso y macabro que tiñe de rojo casi a diario los noticieros y las calles del país.

Al igual que en las anteriores cintas, ésta es protagonizada por el buen Damián Alcázar quien interpreta a Benny García un hombre que ha estado trabajando de ilegal por 20 años en los Estados Unidos y que tras ser deportado vuelve a su tierra natal en el norte de México, sólo para encontrarse con el nuevo desolador panorama.

Su hermano menor, ha muerto asesinado, tras haber sido él mismo miembro de una banda dedicada al crimen, sus viejos amigos y conocidos andan en los mismos pasos o también han muerto abatidos por las balas y tras ponerse al día decide trabajar para ayudar a su cuñada viuda y a su sobrino huérfano. Pero pronto terminará por caer en los mismos pasos que su hermano e iniciará un viaje por los horrores de la violencia del narco.

Con esto Luis se enfrenta a posiblemente la cinta más difícil de las tres, al ser el tema central el más delicado y una llaga que aún sangra y pulula a diario en toda la nación. De entrada sabemos que al director le gusta lanzar una aguda crítica a través del humor y la misma fórmula intenta utilizar aquí, pero el resultado no es del todo exitoso; el balance entre el humor y el drama, entre la burla y la realidad es muy delicado y escabroso y se pierde en el transcurso de la cinta. Aunque hay partes muy hilarantes, muy bien logradas, hacia el final su estilo de presentar los hechos se vuelve exagerado y tremendista como la realidad misma, cae en su propia trampa y termina como una cinta realista mal lograda.



Y aunque para una fracción de los espectadores podría resultar interesante ver los hechos que presenta para conocer más a fondo éste tema la verdad es que para la gran mayoría de nosotros ya es suficiente con lo que vemos en los diarios y la televisión. Puesto que todos estos elementos que se toman de la realidad mexicana son solo plasmados sin el verdadero interés de tejer a partir de ellos una trama verdaderamente envolvente y con un tono más definido.

La cinta se siente muy larga, el ritmo al principio es acelerado y luego hacia el final decae, muchas de las cuestiones que se presentan son previsibles y sin embargo se toman mucho tiempo en narrarlas y aunque el reparto es enorme, lleno de nombres de actores conocidos y cumplidores y el trabajo actoral de todos es bastante acertado, la gran mayoría de los personajes terminan por ser indiferentes, por que de entrada ya sabemos cómo terminaran cada uno de ellos y ninguno resulta entrañable o querible.

Inclusive la cinta peca de presentar personajes desdibujados, trazados solo como meras caricaturas de sí mismos, personajes por ejemplo que en primera instancia se declaran estar en contra del crimen y que a la siguiente escena se contradicen y gozan de sus frutos.

Algo que personalmente me molestó mucho de El Infierno y su director, fue la estrategia de propaganda, en el poster luce la leyenda que dice “Censurada” y enlista las razones del porqué, un letrero puesto ahí por los propios realizadores y promotores de la cinta y luego para que a unos días del estreno se quejaran en todos los medios de recibir una clasificación C, lo cual para ellos significó una forma de censura, siendo que el propio Estado colaboró para la realización de la cinta. Y su clasificación es más que justa al presentar sexo explicito, violencia extrema y uso indiscriminado de drogas. Luis Estrada conoció la censura y sabe que no se parece en nada a esto.
Aún y con estos aspectos en contra, creo que vale la pena ver la cinta, para apreciar el trabajo de todo el elenco, del propio Alcázar y de Joaquín Cosío cuya carrera afortunadamente sigue en ascenso, para disfrutar de la breve pero cariñosa incursión de Mario Almada, para apreciar los paisajes norteños del país y para reconocer el enorme esfuerzo de un director que le gusta tomar riesgos.

Se comenta que con El Infierno Estrada cierra una trilogía y me gustaría que esto fuera cierto, me gustaría ver al director alejado del tema político y adentrarse a otros territorios como lo hizo anteriormente con su fantástica cinta Ámbar. Ojala así fuera.

Yo opino: * * *.

(El Infierno, Luis Estrada, México, 2010.)

Comentarios

Paola R. dijo…
Acertado lo que escribes.
Aunque de suponía de antemano, era de esperarse el tipo de película, sin embargo se ansiaba algo con un guión más elaborado en la que se criticara sin caer en el aburrimiento y en la que el característico humor negro de sus cintas anteriores no se convirtiera en tonta ironía.
Vaya, me parece de esas peliculitas ochenteras en la que solo se trata de la lucha entre los mafiosos mexicanos aunque en esta vemos el reflejo de los encabezados de los noticieros diarios, un poco falto de imaginación.
tonymoyoy dijo…
El Infierno es una comedia principalmente y no una épica historia de un mafioso ni pretende ser algo como Gomorrah o The Prophet o Animal Kingdom; si dura mucho para ser una comedia y al mismo tiempo creo que le faltaron cosas porque conocemos la historia, por ejemplo *spoiler* no vemos como matan al cochiloco porque no seria chistoso; me gustaría saber la opinión de personas que no conocen el contexto de la película tanto como nosotros.

Sobre la "censura" de seguro fue una idea de la distribuidora o a alguien de marketing se le ocurrio.

Aunque no es perfecta El Infierno me gusto mas que La Ley de Herodes que vi unos días después pues en esa película solo tienes un personaje interesante.


Bueno saludos, haber que tal esta la de Hidalgo :p
Luis Luna dijo…
¿Qué opinan de un crítico de cine que la nombro un clásico instantáneo?

Saludos!
tonymoyoy dijo…
:s tal vez no ve muchas películas
Champy dijo…
Yo, desde mi muy personal punto de vista, creo cumple. Y cumple bien.
Nosotros, los que hemos espectado, los que vemos los niticieros, losque solo de ahí tomamos todo, si, en efecto, la consideramos exagerada y tremendista.... pero quyine se ha acercado realemente a los hechos, quien ha participado, quien ha perdido a alguien, quien ya conoce el miedo....le parece caricatura.....ni por tantito se acerca a la realidad.

Pero es obvio y clásico, todo depende del cristal con que se mira.

El cochinero generado por ésta maldita y espuria guerra jamás sera igualado en Cine, y los medios solo les pasan lo que les permiten.

México es contradictorio, si somos objetivos y analizamos friamente y de lejos el canal que sea, al comentarista que sea, al hecho que sea, al mexicano que sea.....un día opinamos una cosa y al siguiente se nos olvida y defendemos una causa completamente opuesta a lo que antes defendíamos...han creado de nosotros unos verdaderos títeres... y ésto, Luis lo retrata fregonamnete en la contradicción en ellos.

Aquí en Monterrey por ejemplo, la campaña mediática ya éxitosa, de culpar de todo lo que ocurre a Rodrigo Medina, tan ignorante es la sociedad Regia que no sabe que un problema social como la adicción a las drogas, que un problema de seguridad como la incursión del ejercito, que un conflicto con el narco como la invasión y el control que tienen los cárteles mexicanos sobre el estado, que un problema..que todos estos problemas son problemas "FE-DE-RA-LES"..... y que el pendejo que dice que gobierna solo está sirviendo para limpiar un poquito a fecal de culpas.... y apenas saben que debe ser federal la atención tal o cual problema y les entra lo panistas y le achacan todo a los 70 años de....

Y en su momento detesté tanto al priismo hasta lo imposible.... pero los pendejos de ahora los han superado con creces....

La realidad jamás podrá ser llevada al Cine para darle agusto a todos, de inmediato brincan unos u otros....

A Luis hay que reconocerle el enorme valor por lo conseguido.

2046
Champy dijo…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paztor dijo…
En general si me gusto la película, pienso que hay que relajarse para verla, mas bien desde el lado de humor negro, nada más. y claro, por ahi tiene uno que otro mensaje politico que te pone a pensar. Pienso que cumple su fin. Saludos compadre.
nicol dijo…
Hola.
Disculpa que te escriba como un comentario...
Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
Muchas Gracias por tu tiempo...
Un saludo.
benjy dijo…
hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me gustaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento. Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme benjycl@gmail.com

saludos

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.