Somewhere. En un rincón del corazón.


Después de su anterior cinta con la que dividió opiniones y recibió fuertes críticas Sofia Coppola debía seleccionar con cuidado el siguiente paso de su carrera y con Somewhere pareciera hacer lo correcto, pues aunque tal vez no sea su mejor o más popular cinta, se confirma como una autora que está pisando ya los terrenos de la madurez.

Jhonny Marco es una gran estrella de Hollywood y pasa sus días en la habitación 211 del Chateau Marmont, el castillo de la realeza de Los Ángeles, ese legendario lugar que desde los años 20 ha albergado a las más grandes legendas del cine, pero que ha sido también el escenario de algunas de sus más dramáticas tragedias y con Jhonny Marco podría repetirse una, puesto que aunque pareciera tenerlo todo, nada le es especialmente atractivo y da muestras de que es una de esas celebridades que se desvanecen y luego un día aparecen muertas. Pero cuando su hija Cleo llega a pasar unos días con él, Jhonny pareciera recibir una oportunidad de salvarse.



Es impresionante la forma en la que Sofia evita cualquier presión y se dedica a presentarnos a los personajes sin necesidad de muchos diálogos o de impresionantes artilugios visuales, la cámara es casi estática, sencilla y sin el animo de estorbarle a los actores y aunque visualmente la cinta es muy bella, todo es puesto ante la lente de un modo natural y fresco, recreando un poco de ese esplendor que antes tenía la celebridad, pero combinándolo con una visión de la parte nociva de la fama, gracias a la cual podríamos entender a muchas estrellas de hoy, así ante nuestros ojos desfila todo ese mundo que seguramente Sofia conoció bien desde su infancia.

Otro elemento que los seguidores de la directora podrían extrañar es la estupenda musicalización de sus trabajos anteriores, en Somewhere la música es poca y las canciones que intervienen son selecciones bastante inesperadas dentro del rango musical del que Sofía ha echo gala, pero nuevamente, resulta positivo que no se presione por complacer con los elementos que la han distinguido y que por el contrario busque crear algo coherente y de algún modo nuevo.

Sus selecciones de casting son realmente buenas, Stephen Dorff tiene ese aire de una gran estrella y al mismo dota al personaje de humanidad y sencillez y la pequeña jovencita Elle Fanning es una niña bella que ilumina la pantalla con su encanto y dulzura. Es admirable también como una película sobre una persona deprimida evita a toda costa aclararlo con algún dialogo tipo "estoy deprimido" y por el contrario solo se dedique a mostrarlo a través de pequeños detalles como esos mensajes que le llegan al celular al protagonista, cortesía de algún acosador y que parecieran convertirse en su propia conciencia.

Aunque hay quien podría decir que la cinta es repetitiva dentro de la filmografía de la directora y se podría acusar que el corazón del filme es un tanto superficial, lo cierto es que la cinta, a pesar de ser sobre personas tristes se vuelve una experiencia edificante, aunque no se esfuerce en serlo y en el camino nos regalan un par de instantes entrañables. Una buena experiencia.

Yo opino: * * * / * * * * *.

(Somewhere, Sofia Coppola, E. U., 2010.)



Comentarios

tonymoyoy dijo…
Acaba de llegar a Tijuana, espero verla este fin de semana, saludos
LauRa G dijo…
Ya quiero verla :)
Anónimo dijo…
Hello guys,

Do you want to watch Spy Kids 4: All the Time in the World movie online? It is not released yet but you can watch it already!

Click here to [url=http://watch-spykids4allthetimeintheworld-online.com/watch-spykids4allthetimeintheworld-online-free.php]watch Spy Kids 4: All the Time in the World online free[/url]

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.