Bourne: El Ultimátum.

© Universal Pictures

Jason Bourne esta de vuelta, muy a su pesar y esta vez, esta dispuesto a llegar al fondo el asunto. Mientras intentaba pasar desapercibido, es nuevamente encontrado por la CIA cuando contacta a un reportero inglés que podría darle alguna información sobre su origen y entonces la cacería vuelve a empezar. La de la CIA con tal de eliminarlo de una vez por todas, como la cacería de Bourne en busca de respuestas.

El guión repleto de acción y adrenalina, se toma además, la molestia de ser inteligente y sumamente realista y le incrusta a la historia pequeñas partículas dramáticas en base de diálogos minimalistas pero por demás efectivos.


© Universal Pictures

Greengrass vuelve a llenar la pantalla con erráticos movimientos de cámara y una electrizante edición que le añade varios grados de temperatura a las escenas de acción, que de por sí son el resultado de un gran trabajo técnico y estético, que solo podrían ser realizadas por grandes artesanos cinematográficos y que resultan mucho más emocionantes que cualquier trabajo de Michael Bay.

Damon combina en su actuación el drama más introspectivo con una serie de hazañas corporales que lo convierten no solo en un héroe de acción si no en un personaje complejo. Y tanto la presencia de Joan Allen como de David Strathaim y Albert Finney le dan más personalidad a la cinta.

Pero sin duda lo más escalofriante de toda la cinta, es el hecho de que no se conforma con ser solo entretenimiento y discursa sobre la realidad del espionaje y las acciones que toma el gobierno estadounidense con el pretexto de proteger la libertad y seguridad de su pueblo. La frialdad e impunidad con la que utilizan la alta tecnología, armas y asesinos para vigilar y controlar.


© Universal Pictures

Cuestiones que se escuchan bastante improbables pero que toman otro tinte si consideramos los fuertes rumores de que Greengrass fue asesorado por personal de la CIA y el hecho de que todos los gadgets que se utilizan en la cinta, realmente existen.

Realidad o ficción, la cinta se acomoda entre las películas de entretenimiento más inteligentes y emocionantes en lo que va del agonizante año. Un broche de oro para una trilogía que supo mantener su calidad y visión, dejándonos un personaje bastante memorable.

Yo opino: ****.

(The Bourne Ultimatum, Paul Greengrass, E. U., 2007.)

Comentarios

fàtima dijo…
A mi me dijeron que estaba buenisima.
Carlos Reyes dijo…
esta muy buena... para mi la mejor de las tres....

saludos!
Magda dijo…
Y bueno, a mi simplemente me encanto, las tres son buenisimas, y creo que las volvería a ver de nuevo. Hay la posibilidad de que se animen hacer la cuarta pelicula? suena arriesgado, pero creo que si hay material para otra pelicula, si no, pues como quiera, son buenas las tres peliculas.

Saludos.!!
Afrodita dijo…
Buenisima (y buenisimo el Matt).

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.