Viaje a Darjeeling

© Fox Searchlight

En alguna remota aldea, en algún escondido rincón de La India, tres extraños personajes y sus once maletas esperan a la orilla del camino a que un autobús aparezca. Cuando éste por fin lo hace, las maletas son colocadas en el techo y los tres individuos suben trabajosamente y se acomodan en un pequeño lugar. De pronto uno de los viajeros les pregunta: ¿Qué hacen ustedes aquí? Uno de ellos, el mayor, le contesta; vinimos a hacer un viaje espiritual, pero algo salió mal.

Esa es solo una de las tantas hilarantes y a la vez conmovedoras escenas de Viaje a Darjeeling, la nueva cinta de Wes Anderson, quien sorprende y entrega su cinta más madura, profunda y conmovedora, sin perder por supuesto, su inherente excentricidad, su peculiar diseño de personajes, su elaborado estilo visual y la siempre agradecida total ausencia de pretensiones.

La cinta inicia con el reencuentro de tres hermanos, después de mucho tiempo sin verse, para realizar un viaje en el recorrido del tren Darjeeling de La India, con el pretexto de reencontrarse espiritualmente y volver a ser hermanos otra vez. Sin embargo, mientras avanza el viaje y la cinta, los accidentes y los imprevistos hacen su aparición y poco a poco se van develando los verdaderos motivos del viaje y la trágica razón por la que se distanciaron.


© Fox Searchlight

Francis (Owen Wilson) el mayor de los tres y organizador del viaje, lleva la cabeza vendada tras su accidente de motocicleta, Peter (Adrien Brody) viene escapando de su mujer, a la cual no ama y que esta a punto de dar a luz a su hijo y Jack (Jason Schwartzman) intenta escapar, sin mucho animo, de una enfermiza relación con una conflictiva mujer.

Y como cuarto protagonista se encuentra un juego de once maletas de distintos tipos y tamaños que en otro tiempo pertenecieron al padre de los tres y las cuales fueron diseñadas por Marc Jacobs, el director creativo de la exclusiva marca Louis Vuitton y amigo personal del director, confeccionadas en los talleres de la misma marca bajo un proceso especial para que resultaran de aspecto antiguo y las cuales cuentan con un grabado selvático diseñado por el hermano de Wes, Eric Anderson.

Wes entrega una historia sencilla pero profunda sin recurrir a grandes discursos y sin un ápice de solemnidad, siguiendo sus propias reglas, las cuales ha establecido a lo largo de sus ya cinco películas y casi sin proponérselo, logra complacer a sus fanáticos, aventurarse a nuevos limites y darle un espectáculo agridulce a quien esté dispuesto a subirse a este tren.

Su fino sentido del humor esta ahí, listo a hacer reír sin necesidad de ingeniosos gags y su habitual entristecida atmósfera se eleva al máximo, sobre todo gracias a la tierna historia de los tres inmaduros hermanos y el trabajo lleno de personalidad de los tres protagonistas, quienes logran una relación de familiaridad en la pantalla que pocas veces se ve, los cuales conviven, pelean y se enfrentan como si de verdad fueran hermanos.

© Fox Searchlight

El equipo creativo de Anderson explota por completo el potencial visual de La India y su azúl y naranja tren, la pantalla se llena de color y de repente solo vemos el amarillo del desierto. Esos planos secuencia en cámara lenta, sello inconfundible del director, son un dulce para los ojos y todos los sentidos, ya que son acompañadas de un entrañable y muy original soundtrack, que suena a viejo y a nuevo por igual.

Su singular línea narrativa, que pone en jaque hasta los más famosos críticos de cine, es para muchos el pretexto para etiquetar la cinta como extraña, ese modo de contar las cosas en el que parece que no vamos hacia ningún lado, esa sensación de irremediable melancolía, esos para muchos inconclusos finales, son solo algunos de los trucos narrativos de Anderson, que curiosamente, esta vez, lo llevan a crear, en mi opinión, su mejor película.

Debo advertirles, esta cinta no es para todos los gustos, pero… ¡caray! Son muy pocas las veces que me topo con una película como esta, que me conmueve y me divierte sin necesidad de tantas complicaciones. Viaje a Darjeeling tiene ya un lugar asegurado en mi alacena de favoritas, de esas que atesoro y veo una y otra y otra vez, aunque las odie el resto de la humanidad.

Yo opino: * * * * * * * * * *.

(The Darjeeling Limited, Wes Anderson, E. U., 2007.)

Comentarios

JIFF dijo…
No la he podido ver, los horarios están imposibles, pero espero que en la pantalla chica no desmerezca
Que tal.

Mira, el texto de fanfarroneria es mio; las veces que pongo extractos de libros acostumbro ponerlo entre comillas.

agradezco tus observaciones y déjame decirte que tienes una excelente pluma y un muy buen ojo para reseñar las peliculas.

saludos
israel
Hitlercito dijo…
busca "hitlercito" en youtube y en el video de napoleón encontrarás algo sobre darjeeling
Mariana dijo…
¡Hola! A mí me fascinó la película, hablé de ella en mi blog hace poquito:

http://algunotrolugar.blogspot.com/2008/01/darjeeling-limited.html

Comentaba allá que me encantan los colores, los aromas que pareciera desprender la cinta. Me gusta mucho la dinámica entre personajes y sobre todo la acutación de Adrien Brody (a quien amo acá entre nos). Me gusta la participación de Bill Murray. Y mi parte favorita es la inicial... en cámara lenta cuando Brody va a tomar el tren.

¡Me encanta!

¡Saludos!

Mariana.
Paola R. dijo…
Me gusto la película, lo que odié, y tu lo sabes fue el corto del principio... y a la bola de gente que estaba atrás de nosotros..
besos cariño.
Luis Luna dijo…
Jiff, deverías verla en pantalla grande, vale mucho mucho la pena.

Israel, gracias por la aclaración, de verdad es un buen texto.

Hitlercito, había visto tu tira en algún lado, pero nunca directo en tu blog. Esta rebuena. El video esta divertido. Saludos.

Marianna, si leí tu reseña, luego quise volver y leerla de nuevo pero no la encontré. :S Mi escena favorita es la del funeral.

Ay Paola, ni siquiera te gustó por que sale Natalie Portaman desnuda :P.

Saludos a todos.
Carlos Reyes dijo…
Si que esta buena, la vi en el fest de Nueva York, ahi estaban los actores (menos Wilson) y parecian muy simpaticos. Y Anderson es de esos directores que saben dar conferencias despues de la funcion.

***1/2

Saludos!
tangerine dijo…
Tantas estrellitas? Deberia talvez verla, aunque no parece mucho del tipo de pelicula que me gusta ver, pero el actor que yo conozco como "el pianista", me agrada.

Saludos "."
Champy dijo…
Por tu último parrafo y mis necesidades la voy a ver.

saludos.
Ruth dijo…
No leí, no leí!! hasta que no la veo no lo leo ahhhhh!

jajaja Saludos

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

Frente al Abismo. (L.I.E.)