La Inérprete.


¿Cómo logró Sydney Pollack que lo dejaran filmar su nueva película, La Intérprete, en las instalaciones de la ONU? Fácil, construyendo un proyecto sobre el poder de las palabras, la diplomacia, por encima de las armas. Y así La Interprete se convirtió en la primera película filmada en ese importante edificio y para que nada fallara se contrato a dos de los mejores y mas taquilleros actores de Hollywood, la multi solicitada Nicole Kidman y a Sean Penn, formando una interesante pareja en la pantalla: Nicole como una interprete de la ONU con un pasado bastante oscuro, que sin querer un día escucha una conversación dentro de la ONU sobre los planes para asesinar al presidente de un conflictivo país africano llamado Matobo, para lo cual es llamado a la acción un atormentado agente del servicio secreto interpretado por Sean Penn. Lo que sigue es un intenso y efectivo thriller con una fuerte carga dramática que la aleja de la frialdad que en ocasiones suele acompañar a este genero. La conflictiva relación de los dos personajes le agrega un poco de tensión a la trama, esa historia entre dos personas de amor y odio, desconfianza y vulnerabilidad que varias veces se ha contado ya, bajo el talento y personalidad de estos dos astros se torna en un pequeño duelo de actuaciones, aunque estos dos ya no tienen nada que demostrarnos. En estos tiempos de “guerra pacifica” resulta interesante que una cinta gringa nos diga: “Una palabra es mas fuerte que las armas... aunque sea un susurro”.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.