Perfume: Historia de un asesino.

Dreamworks

El sueño de varios cineastas a lo largo de la historia del cine ha sido el convertir una película en una experiencia para los cinco sentidos, pero sobre todo el reto principal ha sido la seducción del olfato. Si bien la cinta El Perfume no tiene aromas Tom Tykwer logró imprimirle gran pasión al filme que casi es posible percibir el aroma de la belleza, pero también el hedor de la inmundicia humana que aunque se intente no se cubre con ningún perfume.

Siempre es arriesgado adaptar una novela muy conocida al cine, sobre todo si se trata de un libro que desde su publicación en 1985 se convirtió en un best seller y así se ha quedado desde entonces, convirtiéndose en el libro favorito de millones de lectores pero el exhaustivo trabajo de cuatro guionistas, incluido el propio Tykwer, convirtió la novela en una cinta que se disfruta por su buen ritmo, interesante estructura narrativa y sus provocativas imágenes y paisajes y la omnipresencia del narrador.

La historia cuenta la vida de Jean-Baptiste Grenouille, un hombre que nació con un poderoso olfato capaz de distinguir cualquier olor que se encuentre a cientos de metros a la redonda, que tras vivir en la miseria del Paris del Siglo XVIII se pone a la orden de un perfumista venido a menos quien le enseña los pormenores del arte de la confección de perfumes lo cual aumenta la obsesión de Grenouille de crear un perfume supremo que conserve para siempre la esencia de la belleza y que quién lo porte sea deseado por su aroma y tal vez así, por fin Grenouille sea querido. Pronto Grenouille se encontrara asesinando a las mujeres más bellas solo con el propósito de destilar su aroma y convertirlo en un ingrediente para el que cree será el mejor perfume del mundo.


Dreamworks

El intenso trabajo de fotografía y la entrecortada edición logran darle una gran agilidad a la cinta y a la vez provocan y cautivan al espectador a tal grado de casi percibir los aromas que la cinta trata de recrear y ni que decir del estupendo soundtrack. La trama a veces inquietante y a veces amena mantiene en todo momento el interés del público.

Grenouille es interpretado por el joven actor de extracción teatral inglesa Ben Whishaw, quién realiza un hipnótico trabajo y a quién sin duda lo veremos más seguido en la pantalla grande, lo acompañan en la cinta Alan Rickman mejor conocido como el profesor Snape, un encantador Dustin Hoffman y la hermosa y encantadora jovencita Rachel Hurd-Wood, a quien habíamos visto como Wendy en la emotiva versión de Meter Pan del 2003.

Tom Tykwer quién saltara a la fama por otra pelirroja en la cinta Corre Lola corre y La Princesa y el guerrero, realiza una cinta improbable y compleja aparentemente con mucha facilidad, una cinta que se resistía a filmarse y que a pesar de las libertades con respecto al libro que se toma, se esta haciendo querer por los asiduos lectores de la novela y por los que aún no la han leído, dejándose hipnotizar como si se tratara de un poderoso perfume.



Comentarios

Carlos Reyes dijo…
es una pelicula muy bien hecha la verdad... pero no se fue tan rara, pero de cualquier forma si me gusto. Como te digo fue un festival visualmente y con una idea maravillosa, pero al final no se no me gusto tanto como creia... me encanto Dustin Hoffman...
La inge dijo…
Luis, vi la película y me gusto mucho, esta super bien hecha, y ademas con el Plus de tener ahi a uno de mis actores favoritos Alan Rickman wow.
betote dijo…
por lo generar evito ver ese tipo de peliculas, pues mi gusto se limita a pelis de accion, masacre y mucha violencia

sobre todo si son de guerra

en fin

jamas creo verla

saludos
Bruno Packer dijo…
Entre el prólogo vigoroso, y el maravilloso clímax a partir de la orgía, hay una película que se mueve en la pura hueva.

Como fan acérrimo de Tykwer esta película me decepcionó y gacho. Estuvo feo.

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.