Agente Internacional.

Aunque a primera vista Agente Internacional pareciera sólo una cinta más de acción y suspenso, tendríamos que considerar que esta dirigida por Tom Tykwer, aquel director alemán que saltó a la fama del brazo de Franka Potente en Corre Lola, Corre, lo cual le otorga al filme una personalidad distinguida y propia que la convierte en un excelente, estilizado y emocionante thriller que como pocos logra acelerar las pulsaciones del corazón con dosis parejas de inteligencia y trepidante acción.

La historia sigue al agente de la Interpol Louis Sallinger y a un equipo internacional de investigadores que van detrás de un banco trasnacional que esta implicado en negocios de guerra y terrorismo, el problema es que con todos los recursos imaginables a su alcance, la susodicha institución logra borrar del mapa a cualquiera que se acerque demasiado a sus pasos, por lo que en la medida que las pistas van saliendo a la luz, los cuerpos y las evidencias van cayendo al suelo manchadas de sangre.

Tom logra una cinta estilizada, con un diseño de producción vanguardista y por demás vistoso, viajando por el mundo, saltando de un continente a otro y mostrando la arquitectura más extraordinaria de cada uno de los países que visita, enmarcado todo con un trabajo de cámaras fresco y original.

Y así, de una forma por demás inteligente y directa al grano, la primera parte de la cinta va avanzando y creciendo con un suspenso agudo y filoso de ritmo acelerado, hasta que su finura se rompe en mil pedazos con una secuencia de acción tan brutal, pero al mismo tiempo estilizada, para la cual el equipo de producción se dio a la tarea de recrear el interior del famoso museo Guggenheim de New York, para después destrozarlo todo en medio de una de las balaceras fílmicas más memorables desde aquella de Heat de Michael Mann.

Aunque la cinta tuvo serios problemas que retrasaron varios meses su estreno, para filmar más escenas y agregarle así más acción a la trama, esto no se nota y por el contrario se siente un espectáculo equilibrado entre el contenido y la tensión dramática que generan Clive Owen y Naomi Watts, haciendo una excelente aunque platónica pareja y la parte pirotécnica de la cinta, intentando seguir exitosamente los pasos de Jason Bourne y el más reciente Bond.

Y aunque tal vez se sienta que intentan ponerse demasiado serios en cuanto al tema central de organizaciones globales interviniendo en la economía y en los conflictos bélicos del tercer mundo con el único fin de tener cada vez más control y poder, no hay que olvidar que la cinta esta basada en el escándalo financiero de los años 80´s del hasta entonces uno de los bancos más grandes del mundo, el BCCI que tras una larga investigación, se logró comprobar sus actividades ilícitas por lo que tuvo que cerrar sus puertas.

Tykwer esta en Hollywood si, pero ha logrado mantener sano aún su estatus de artista y logra cumplir tanto con sus productores como con el público con una cinta emocionante, inteligente y agradable a la pupila. ¿Sería mucho pedir una secuela?

Yo opino: * * * * / * * * * *.

(The International, Tom Tykwer, E. U., 2009.)

Aquí el trailer de la cinta.






Y aquí un segmento de la espectacular escena.

Comentarios

Paola R. dijo…
Hola amor.. me encanto esa peli, a simple vista parecía eso, simple, pero noo, esta muy buena, y si, senti tanta emoción como con Bond y Bourne. Me encantó una vez mas Owen en sus personajes desarreglados, jaja. besos.
marichuy dijo…
Luis

Y yo que no la he visto; caray, con lo que me encanta el Clive Owen, je

Saludos
JIFF dijo…
Me encantó ésta película, creo que no hay una donde salga Clive Owen que no me guste
magnolia dijo…
opino igual que JIFF.

buen blog.
paztor dijo…
Ni idea que onda con esta película, pero habra que hecharle el ojo, suena buena. Saludos.
Luis Luna dijo…
Hola.

Saludos a todos y gracias por pasar por acá.

:)

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.