Arrástrame al infierno.


¿Quién no se acuerda de aquellos maravillosos años ochentas en los que uno encendia el televisor y podía ver una de esas fantásticas películas de horror y terror, una de esas películas violentas y sanguinolientas que lo llenaban a uno de miedo y gozo? Buenas noticias para todos los nostálgicos de corazón, cuando compren su boleto para ver Arrástrame al infierno, estarán comprando también un boleto para viajar en el tiempo hacia el pasado y ver un excelente ejemplo de aquel género que gracias a esta cinta luce como en sus mejores años.

Y eso se aprecia desde el inicio cuando antes de los créditos cuando la cortinilla de la compañía distribudora Universal luce exactamente como en aquella década, luego la historia arranca con un buen ritmo para mostrarnos a Christine, una joven empleada de un banco que ante las presiones de su incipiente carrera profesional se ve en la necesidad de negarle una extensión de prestamo a una anciana que resulta ser gitana quien ante el desplante sufrido le receta a Christine una temible maldición gracias a la cual en tres días vendrá un espectro demoniaco a llevarsela consigo al infierno. A partir de ahí Christine inicia una loca carrera contra el reloj para impedir que la maldición logre su cometido pero su tarea no resulta nada fácil.



La cinta esta coescrita y dirigida por Sam Raimi quien se toma un descanso de la saga de Spiderman para volver a estar a cargo de un proyecto similar a los que realizó al inicio de su carrera, como la saga de El Despertar del Diablo, género del que se volvió uno de sus más importantes exponentes al fusionar con éxito terror, humor y el esparcimiento de múltiples sustancias corporales. Ese mismo estilo lo aplica en Arráncame al infierno y el resultado es impresionante, la cinta resulta atemorizante cuando debe de serlo pero con la soltura suficiente para que también sea divertida con una perfecta dosis de humor negro y escatológico.

La cinta cuenta con una disfrutable sencillez y un excelente ritmo que nos instala rápidamente en una sucesión de eventos atemorizantes, ridiculos y divertidos en los que la protagonista sufre del acecho de entes de la oscuridad que vienen del más allá para hacerle imposible su existencia y que la orillan a cometer los actos más insospechados con tal de librarse de esta mala hora.



Alison Lohman es la joven y talentosa actriz encargada de protagonizar el filme y lo hace tan bien que resulta refrescante su bella prescencia en la cinta, Alison realiza su trabajo con mucha soltura sorteando todo tipo de predicamentos, es capaz de lucir encantadora ante su jefe y sus posibles suegros, para luego enfrentarse físicamente contra sus atacantes entre ráfagas de emoción y diversión. En el reparto destaca también la mexicana Adriana Barraza con una disfrutable interpretación de una medium dispuesta a ayudar a la jóven protagonista y Lorna Raver como la temible gitana que se hace presente en toda la cinta como una versión nueva de esos espectros ochenteros con hambre de sangre.

Llama la atención además que en esta época de recesión y crisis uno de los detonantes de la trama sea el tema económico y bancario que en otros tiempos hubiera sido sustituido por otro tipo de suceso y llama la atención que la villana de la cinta sea un pobre anciana que acaba de perder su casa a causa de una hipoteca, cuando en los últimos años el tema hipotecario es uno los más temibles para cientos o incluso millare de norteamericanos, pero que aquí el tema es solo un pretexto y nos adentra de lleno en éste mundo reconocible de inmediato en pantalla. Sam Raimi nos entrega una refrescante y gozosa película en este verano, una película para disfrutarse y divertirse, eso si, no sin antes sufrir uno que otro exabrupto.

¡Ya la quiero ver otra vez!

Yo opino: * * * *.

(Drag me to hell, Sam Raimi, E. U., 2009.)


Comentarios

Nancy dijo…
Luis suena excelente!! lástima que soy de esas personas que no soy capaz de ver una película como ésta :(, por lo que cuentas la cinta es muy buena en su género, así que quien sabe, tal vez un día a las 12 del día y rodeada de 60 personas la pueda ver jajajaja...

Saludos!!

Nancy
Paola R. dijo…
Hola amor, pues esta buena pero da mucho miedo! jajjaa, ademas el horriblemente alto sonido del cine no me dejo disfrutarla... no pude evitar cerrar los ojos en muchas ocasiones, no se si la veria de nuevo, al menos en el cine no creo.

besos.
JIFF dijo…
De lo más divertido que hay en cartelera.
Habrá quienes critiquen a Raimi por hacer de nueva cuenta una cinta muy similar a Evil Dead, pero no siempre hay que intentar descubrir el hilo negro y el agua fría, ya hemos vistos lo que le paso a Manoj Nelliattu Shyamalan, que por querernos sorprender a cada paso termino convertido en una burla.

Yo no vi las otras cinta,s pero es cierto, en ésta en un momento estás saltando del asiento y al siguiente no puedes evitar reir

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

Frente al Abismo. (L.I.E.)