La Carretera.


Es el futuro, uno no muy lejano y una catástrofe ha echo desaparecer Norteamérica, de ella solo queda un cicatriz tarquemada que sangra humo y desolación, en la tierra ya no hay plantas ni sembradíos y del cielo lluven constantemente cenizas grises que lo van cubriendo todo. En medio de este caos un hombre y su hijo, se encuentran en camino hacia el sur siguiendo la derruida línea de una carretera en busca de un territorio menos frío y más amigable para la vida, pero no están solos, deben cuidarse de las bandas de caníbales que ante la falta de alimento asesinan y se comen cualquier ser que se encuentren. Ante este obscuro panorama el hombre y su hijo tienen una sola cosa para intentar sobrevivir en el camino, el uno al otro.

La novela fue escrita por Cormac McCarthy, célebre novelista norteamericano, cuyo libro No es un país para viejos, originó la cinta de los hermanos Coen que el año pasado se llevó el Oscar a la mejor película entre otros muchos premios. Este libro premiado en el 2007 con el Pulitzer ha sido aclamado por la crítica en Estados Unidos y ahora en México como una obra maestra y una de las grandes obras de la literatura universal contemporánea y la verdad que se merece todos esos adjetivos.

El libro narra con un lenguaje sencillo y entrecortado las desventuras de estos personajes con un ritmo narrativo muy ágil, centrándose siempre en lo verdaderamente trascendental, convirtiéndo la lectura de sus páginas en una experiencia de línea recta que desearía leerse en una sola sesión, envolviéndolo a uno con la intensidad, la crueldad y la tristeza de este derruido mundo y luego llenándonos de la alegría y el amor incondicional de un hombre por su pequeño hijo. Hay quién podría decir que la narración se vuelve un poco repetitiva y sin ningún altibajo que enriquezca la narración pero para cuando uno se inmiscuya en el estilo sencillo y honesto de McCarthy se comprenderá que esta es la forma ideal de contar una historia como ésta, dejando a sus personajes atrapados en una claustrofóbica soledad y desesperanza inaudita.

Independientemente de las grandes posibilidades comerciales cinematográficas que el libro tiene, éste vale por sí mismo y se mantiene fiel a su propuesta sin meterse a fondo en otros aspectos que sin duda hubieran aumentado su valor comercial y hubieran complacido enormemente a muchos más lectores. Pero éste no es esa clase de libro, cuando llegamos a la historia el mundo se encuentra en ruinas y no hay demasiados datos al respecto, tampoco el autor se desvía a contarnos que estará sucediendo en otros polos del planeta y tampoco se alcanza a ver una resolución milagrosa.

Más que un libro apocalíptico y en vista de que esta dedicado a su hijo y de que según se rumora el autor en su juventud llevó una vida de vagabundo, no es muy difícil entrever que ésta es una historia sobre un padre, un hijo y la pobreza. Una historia en la que el padre intenta inculcarle a su pupilo los valores necesarios para la sobrevivencia en éste cruel mundo, pero enfrentándolo a una encrucijada siniestra. ¿De qué sirve esforzarse por ser un sobreviviente de éste mundo si para lograrlo se tiene que perder un poco lo humano?

Aquí un breve extracto de la novela que me gustó mucho.

"Cuando todos hayamos desaparecido entonces al menos no quedará nadie aquí salvo la muerte y sus días también estarán contados. En medio de la carretera sin nada que hacer y nadie a quien hacérselo. Dirá la muerte: ¿Adónde se han ido todos? Y así es como será. ¿Qué hay de malo."

Una lectura realmente muy recomendable.


La inevitable versión cinematográfica corre a cargo del director John Hillcoat y se estrenará en Octubre en Estados Unidos y cuenta con las actuaciones de Viggo Mortensen, Kodi McPhee, Charlize Theron, Guy Pearce y Robert Duvall. Aquí algunas imágenes.









Y puedes ver el trailer en YouTube.

Comentarios

paztor dijo…
Muy interesante, habrá que checarla. Avientate unas reseñas de libros también men jejejeje. Saludos.
LauRa G dijo…
Luis..lei tu mensaje en mi blog tarde sorry :S

Pos te cuento que llegue el sabado relativamente temprano a Mty y anduve ajetreada, descargamos, fuimos a buscar mi boleto a galerias, comimos, bueno comieron porque yo me queme la lengua con mi chop suey y perdi el poco apetito que tenia, lo pedimos pa llevar, regresamos a la casa (me quede en casa del hno. de mi best friend) dejamos abandonado el mendigo chop suey, salimos de nuevo a tomar el metro, bajamos en alguna parte que no tengo idea donde era, pero habia un 7eleven jaja (que pista no? :P), esperamos nuestro ride por unos minutos en los que pude llamar a personas, solo tengo el telefono de Ruth, lo marque no estaba disponible o algo asi, no se si seria mi radio que hace cosas extrañas cuando uso el telefono. Llegaron por nosotros, nos fuimos directo al fest, ahi perdi la señal y no la recupere hasta que salimos de ahi como a las 2.30 creo.
Llegamos medio muertos a la casa, el chop suey olia de lo peor, ducha y cama instantanea.
El domingo temprano, manita de gato, tacos de barbacoa, dejar un paquete y directo a la estación de autobuses.
Confieso que el domingo considere llamarlos o dejarles un mensaje a ti y a Ruth a ver a quien podia ver, pero estaba en la peor de mis fachas (y vaya que eso ya es decir bastante, o sea peor de lo normal jaja) y caminaba como ancianita por los dolores de la postlocura jeje...culpo a Steve Aoki, ese tipo rulea ;).

Pero en fin, realmente senti lo que es un dia agitado en Monterrey.

Pero no me preocupo, estoy segura de que tendre el placer de conocerte uno de estos dias; espero que presentes tu libro en Monterrey y claro que estare ahi, y en la pelicula pero por supuesto, espero no morirme antes jaja nqv :P; no se si pueda ir uno de los fines de semana del FICM, espero que si, pero aun no se.

Ah si!, y no he leído La carretera, espero leerlo antes de ver la pelicula jeje :P

Saludos Luis...espero que ya se me haga conocerlos a ti y a Paola. ;)
Luis Luna dijo…
Que tal Paztor, últimamente me la he pasado leyendo así yo creo que si me aventare un par de reseñas. ¡Saludos!

Hola Laura. Disculpa que conteste hasta hoy, lo bueno es que te la pasaste bien en tu visita a Monterrey y ojala que tengamos chanza de reunirnos en tu próximo viaje. ¡Saludos!

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.