2000-2009: EL TIGRE Y EL DRAGON.


Es la antigua China. La China de las leyendas, de los enfrentamientos de artes marciales, de bellas damiselas y de emperadores. Un afamado y justo guerrero esta a punto de dejar las armas atrás, al igual que viejas cuentas pendientes, en pos de buscar una vida iluminada al lado de un amor que se ha imposibilitado a lo largo de los años. Para lograrlo tiene que separarse de su arma, su fiel compañera, una poderosa espada de 400 años llamada El Destino Verde que ha heredado de su mentor y de la orden de monjes de la cual es descendiente, pero cuando el arma es robada por un misterioso ladrón, en medio de un misterio que envuelve a una antigua rival, el guerrero descubre que antes de abandonar las armas deberá utilizarlas una última vez.

Aunque en esencia El Tigre y el Dragón es una película de artes marciales, a la usanza del popular género oriental que por muchos años se convirtió en la delicia de chicos y grandes también en el occidente, tendríamos que empezar a decir que esta no es una cinta violenta. Se trata de un refinado thriller, casi como una cinta de vaqueros en la que los personajes se enfrentan y desafían pero utilizando sus cuerpos, sus almas y una amplia galería de filosas armas, en vez de revólveres y rifles.

La mayoría de estos encuentros están ejecutados de una forma sorprendente y precisa a la par de bella y las peripecias que parecieran imposibles son realizadas en su mayor parte por mujeres enfundadas en sutiles y femeninos trajes, todo bajo la supervisión de Yuen Wo Ping, quien por aquel entonces era toda una celebridad tras la fama de las escenas de pelea de The Matrix.

Pero todo esto es contrastado por la maestría y la sutileza con la que Ang Lee suele trabajar, aquí desarrollando un par de historias de amor imposibilitadas por los estrictos códigos morales y éticos de aquella antigua sociedad adentrándonos de paso a una cultura ajena y casi desconocida para nosotros pero que en los subsiguientes años se volvería fundamental su conocimiento económica y culturalmente hablando.

Enfundado todo con un sutil y bello diseño de producción, una hermosa fotografía y una banda sonora memorable completándose en un espectáculo de grandes proporciones que comprueba fehacientemente que puede tomarse cualquier género posible, transformarse en una obra de arte y satisfacer tanto a los críticos más exigentes como al público más ávido de diversión. Por esto y mucho más El Tigre y el dragón es una de las grandes cintas de la década que esta por terminar.


Yo personalmente recuerdo que… Espere la cinta por muchísimo tiempo, ya que desde su estreno en el Festival de Cannes había levantado revuelo y cuando por fin pude verla descubrí que todo lo que se decía de ella era cierto y por varias semanas estuve obsesionado con ella.

Fui tres veces al cine a verla y quería verla una vez más pero me fue imposible, luego la rente varias veces en vhs, me compré el soundtrack y fue de mis primeras adquisiciones en DVD.

Todavía me acuerdo la forma en la que me agitaba el corazón cuando en medio de la calma de sus primeros minutos se suscita la primera pelea. Era emocionante y sorprendente, nunca había visto nada igual y nunca he vuelto a ver algo así.

Además era sorprendente ver como a la gente le gustaba y disfrutaba la película, no solo por las peleas si no por la historia de amor y el retrato de la cultura, aunque no faltó el naco que dijera: “¡Ay no, una película de personas volando! ¡Seguramente!” Espero que alguno de ellos haya tenido tiempo de recapacitar en estos 9 años.


El Director. Ang Lee tuvo una excelente década, abriéndose paso por la puerta grande con este gran éxito, luego probándose como director de cine comercial con Hulk, aunque reivindicándose con El Secreto de la Montaña con la cual consiguió igualmente varios premios y cerrando la década con Lust Caution y con Taking Woodstock, la cual esperamos se estrene pronto.


El Reparto. La protagonista Zhang Ziyi ha tenido una buena carrera internacionalmente hablando, no solo se adentró gracias a este papel en Hollywood para protagonizar después la super producción Memorias de una Geisha, si no que además en Asia ha trabajado ni más ni menos que para Wong Kar Wai en 2046 y en la hermosa y gran cinta El Héroe de Yimou.

Desgraciadamente Chow Yun-Fat y Michelle Yeoh aunque han participado en algunas producciones internacionales no han logrado tener en sus manos personajes tan importantes como los de esta cinta.

Aquí un video con una extracción del brillante soundtrack y sus escenas.



Pero si lo que quieres es ver un ejemplo de las impresionantes escenas no olvides visitar este link

Comentarios

paztor dijo…
La verdad que me parecio muy buena esta película, sobre todo porque no tiene nada que ver con el cine hollywoodense, es atrevida, emocionante, interesante. En fin, que chido que reseñes tambien películas pasadas. Saludos!.
Champy dijo…
Me diste en mi mero mole...

Yo.... no fijate, mejor dicho, mi vida entera cambió luego de verla.

Siempre será un parteaguas en mi vida.

De lo mejor de la decada, casi casi la mejor.

Chow Yun Fat hizo en el 2007 La maldición de la flor dorada con Yimou...maravillosa tambien.

Y no te olvides de Chang Chen.....quizá a la cabeza de su generación en Asia, actor de base en el cuadro actoral de Wong Kar Wai.....

Ang Lee se consolidó esplendidamente está decada.

2046
Paola dijo…
Fue para mi lo que fue Forest Gump en los 90's pero para la década pasada, creo que es de las películas mas lindas que vi en mi vida, aunque siempre he tenido la duda del significado del final de la película.

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.