Contador de Ilusiones.

© Universal Pictures.

Yo la verdad soy bastante respetuoso del trabajo de otros, ya sea una obra o una película, por muy mala que esta sea no me salgo por respeto al trabajo de la gente, pero una vez, estuve a punto de pararme e irme y si no lo hice fue por que había recorrido largos minutos entre el tráfico para llegar al cine, había esperado mas de una hora a que iniciara la película y hasta había cenado algo que ni se me antojaba.

La película se llamaba Los Productores, aquella con Uma Thurman. Todo el inicio de la película se la pasaron hablando de la aburrida vida de los contadores, hasta una cancioncita se aventaron los señores, ok pasa, pero cuando el estúpido de Matthew Broderik en el papel de Leo Bloom mira de frente a la cámara y con cara de no rompo un plato exclama; “Ya no quiero ser contador, ya no quiero solo ver pasar el dinero de los demás por mis manos.”

Mi reacción natural fue levantar el brazo y hacerle a la pantalla esa bonita señal que personalidades como Britney Spears le muestran a los periodistas, estuve a punto de pararme e irme. ¿Es eso lo que somos para los demás los contadores? ¿La viva imagen de los perdedores avariciosos?

Ya estoy cansado que se subestime mi trabajo y que digan que es aburrido, estoy cansado de que digan que mi trabajo esta muy nice, y de que piensen que me la paso de lindo en la chamba por que estoy conectado al msn todo el día, señores, si es así es por que por este medio estoy en contacto con compañeros de trabajo en Monclova, en México y en el extranjero y nos facilita mucho la comunicación.

© Universal Pictures.

Y para que nadie tenga una apreciación equivocada de mi trabajo aquí les dejo la lista de labores que felizmente desempeño:

RECURSOS HUMANOS: Elaboración de nomina, altas y bajas del seguro, calculo de vacaciones, prestamos, dar referencias de los trabajadores, etc.

BANCOS: Revisar los movimientos diarios, conciliaciones, aclaraciones, reclamaciones derivadas del banco.

CLIENTES: Labores de cobranza, llamar a los clientes y cobrarles de buen modo o mal modo según dependa, organizar los depósitos del banco, revisar la cartera.

PROVEEDORES: Realizar y registrar los pagos a los proveedores.

CONTABILIDAD: Realizar por semana el resumen preliminar de impuestos, registrar cada cheque, cada factura, cada cobro y al final comparar con el resumen preliminar, realizar el resumen final, analizar, revisar y finalmente pagar los impuestos.

Así que tengan cuidado con decir que mi trabajo esta ligerito… por que no lo es, de hecho el de nadie. Pero no por el hecho de que los contadores no la pasemos sentados en el escritorio “contando y contando” no quiere decir que somos aburridos y perdedores ni que somos avariciosos al ver “correr el dinero por nuestras manos”, es como decir que un ginecólogo es pervertido al ver desfilar ante si a tantas… mujeres. ¡Por favor!

En fin, zapatero a tus zapatos, yo a mis polizas y que Leo Bloom se joda.

Comentarios

alba-dj dijo…
y ni hablar de los fines de mes, cierres, revisiones del imss de hacienda,,,upsss,,,
eso dicen pq no estan en nuestros asientos,,jejeje
Luis Luna dijo…
¡Usted si me entiende colega!

¿Quién nos va a ayudar a recobrar lo redondito de nuestras asentaderas? ¿Quien?

¡Yo las tenia muy bonitas!
Ruth dijo…
Bien dicho Luis!!!!!!!

Faltaba más ah!

Por solidaridad no la veré.

SalU2!
Lula dijo…
Hummm....cierto melkmaciano que yo conozco va a conocer este post y se va a unir a la protesta...


Saludos
Juanelo dijo…
Te falto decir que te sientas en las piernas de tu jefe para tomar dictado...

Que te mandan por las tortas y te vas por los chescos...

Que los contadores son tan interesantes como entablan una conversacion con un costal de papas....


Que ademas de sus pros y sus copntras sufren algo similar a la menstruacion de la mujer, cada fin de mes traen un humor de la chingada.... (sic)

jajajajajaja no se crea compadre, ya no este chillando, hay trabajos peores, pudiste terminar de diseñador grafico (re-sic)
Miguel dijo…
Ya no se enoje licenciado ! Cada chamba tiene las suyas, hay quien no tiene ni chamba, de todas formas acuerdo que cada una de ella merece el debido respeto.
Animo con la vida, que ya pronto corren al peje del Zócalo (2/11/2006)

;)
LauRa G dijo…
No manches Luis!!!!.....no me lo vas a creer, pero ahorita iba a escribir un post sobre el tema...te lo juro!!!...coincidencia o destino?? ¬¬ jeje...solo que antes hice las visitas y me encuentro con el tuyo.

Gracias Luis!!...ya no sentiré que mi post está tan sólo....es más, de post en post capaz que se arma una cadena, y empieza una campaña en pro de la dignificación de la fama de los contadores, jeje....a esa cadena si me uno, jeje.

Me haz hecho que me sienta menos rara porque yo encuentro la contablidad emocionante....me encanta que las cuentas y los cálculos cuadren, y que todo sea un sistema exacto....para mi la contabilidad es como el béisbol. :D...sí, sé que es una extraña comparación, jeje.

Y que decepción, no he visto esa película, pero esperaba que estuviera por lo menos agradable...pero contigo ya van dos personas de mi entera confianza cinéfila que la desacreditan.

Saludines Luis!!! :D

P.D. Que chida te quedó la remodelación...y que decir de tu header...está con ganas!! ;)...ah, y gracias por ponerme en tu lista de "otras producciones", es un honor :D
armando dijo…
mhhhhh... pues no creo que deberias tomarlo tan a pecho compita...

tu sabes que siempre se escriben los guiones para afianzar la idea, aunque no sea cierta, como està.

Cada trabajo tiene su idea,no?
armando dijo…
y.... vamos mañana a las tlayudas, no???????
Paola R. dijo…
Yolotzin, tu sabes que opino lo mismo que tu y que poco me falto a mi tambien rayársela al tipo de la peli, y mas con esas viceritas... puaf!!!
Ahorita Fray Lucca Paccioli debe estar retorciéndose en su tumba ante la falta de credibilidad de nuestro trabajo...
See u.. (y ya no te enojes)
Juanelo dijo…
quien ???
Ruth dijo…
Ah que bonito encabezado!!! que bueno que no seguiste mis instrucciones... éste está perfecto!

SalU2!

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.