Noches de Danzón

Odio las noches en silencio de otoño e invierno, parece como si todo se congelara a partir de las ocho de la noche y entonces no se escucha ni el andar de las ánimas en la calle, por eso en lugar de arrullarme el silencio más bien me inquieta. Así que puse en marcha una nueva estrategia, antes de acostarme, acomodo un cd en el aparato y duermo acompañado por las rolas de Keane, el soundtrack de Las Horas o el estruendo de Gorillaz. Pero anoche cometí el error de poner un cd que tenía pendiente desde hace rato, Noches de Danzón… que mala idea. Mientras planchaba y me bañaba a la carrera en la mañana daba uno que otro paso con una bailarina imaginaria y es que lo mas seguro es que toda la noche me la pase soñando que participaba en un maratón del Salón México acompañado de María Rojo, a quien tengo el gusto de conocer de cerca y certifico que en persona es más guapa, o con cualquiera de las ficheras de las películas mexicanas de antaño… vaya hasta de seguro soñé que las señoras del grupo de danza “Juventud Acumulada” del DIF hacían fila para bailar conmigo… Creo que por eso todo el día estuve cansado y con los pies tiesos… Pero aún así, para no perder el ritmo, esta noche pongo Cha-cha-cha.

Comentarios

Anónimo dijo…
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.