El Exorcismo de Emily Rose.

© Screen Gems

Una vez, hace muchos años, fui a unas ferias de la primavera y al recorrer el terreno me percate que en el fondo, casi al final, me esperaba La Casa de los Sustos, a la cual me entro la curiosidad por visitar. Sin embargo mi Mamá me disuadio con su congruentre argumento, ya saben como son las mamás; "nombre, pagar para que te asusten". Y tenía razón, digo... ¿Qué nos pasa a los humanos que nus gusta autoinflingirnos en muchos aspectos y más en cuestiones de cintas de terror? Aún y cuando sabemos perfectamente que sufriremos de pesadillas o no podremos dormir esa noche, no nos importa y entramos a las salas con nuestras palomitas, listos para ser sobresaltados y horrorizados por la presencia de lo sobrenatural o el escurrir de sangre. Para algunos es la estrategia, para que corra la adrenalina y abrazar a su acompañante, otros por morbo y quizás la mayoría por que son afectos a las emociones fuertes. Así que con algo de precaución, o miedo, y con ganas de ser asustado, entre a ver El Exorcismo de Emily Rose. Aqui va mi opinión.

Lo que me gusto:

  • Que la película sucede en un tribunal, donde se exponen los dos lados de la moneda, el excepticismo y la fe.
  • La forma tenue en la que hacen que poco a poco te invada el miedo.
  • Que eligieron la inteligencia en lugar del gore para asustar.
  • Las actuaciones de Laura Linney, Tom Wilkinson y Jennifer Carpenter.

Lo que no me gusto:

  • La forma lenta y tambaleante del ritmo.
  • Que la mayoría de los personajes fueron tratados superficialmente.

Manual para disimular el miedo en la sala de cine:

  • Riendote, después de un sobresalto, como diciendo, hay que tontos todos se asustaron menos yo.
  • Preguntandole a tu acompañante. "¿Te asustaste? No pasa nada, no pasa nada" Y luego la abrazas.
  • Finguiendo que se te atoró una palomita, o que te atragantaste con el refresco.
Esa noche volví a mi casa nervioso, antes de abrir la puerta miré a mi alrededora para percatarme que ningún zombie o psicopata me seguía, agradecí que la luz del piso de arriba estaba prendida y no subi las escaleras a oscuras, me fuí directo a la cama y puse un rato la tele en el canal de las caricaturas, ¡Nemo, devuelveme la calma!, y al fin caí dormido con la luz del cuarto encendida... Si mi Mamá me hubiera visto de seguro diría. "Andale tonto, pero no escarmientas, ahí sigale m'ijo".

Comentarios

luiskoellar dijo…
Te felicito de verdad. Me gusta tu forma de escribir desde las entradas, tus reseñas y comentarios. No son aburridos ni tediosos, todo lo contrario. Lo que si es que te empezare a hacer competencia (broma) en mi blogger jaja, me late mucho tambien escribir sobre cine entre otras cosas, pensamientos, etc. Cuidate y saludos. PD me debes una entrevista ahora tu a mi para mi blogger je Un abrazo
Luis Luna dijo…
Felicidades por tu blogg y en hora buena.

Por aqui andaremos.

Y a tus ordenes para la entrevista y lo que quieras. Mmmm, pero como se llamara la entrevista? La doble vida de luis luna o que onda?

ja ja ja

saludos y muchas gracias por tus comentarios a mi blog.

muchos saludos
Zeith dijo…
voy a teenr que verla, mi stock de Cocos anda bastante agotadeo ultimamente.. loq ue si te puedo decir,m es qeu vi el adelanto de esa peli, y casi me da un infarto.
Pasate por mi blog para ver como exorcizar a los cocos!
zeith2 dijo…
mierda, le erre de user para postear.. pasate por este otro
XD

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.