¿Qué es exxxo?

Cuando uno es chamaco y se le empieza a despertar la hormona uno tiene muchas dudas al respecto y la mera verdad no se haya a quien preguntar. Yo me preguntaba que tenía de malo "eso", si todo el mundo trataba de ocultarlo, tapando el sol con un dedo, incluso hasta empecé a odiarlo por que por su culpa me perdía de ver algunas películas. Y es que "eso" que te lo empezaban a enseñar en la escuela y todo mundo quería ocultarlo, incluso en las películas tapándome los ojos.

Antes, cualquier película comercial que se diera a respetar, tenía su consabida escena de acoston, no importa quien fuera la estrella, Goldie Hawn, Tom Cruise, Mel Gibson y todos esos que aparecían en las cintas de clase B, especialmente ellos, y además tenían que enseñar a fuerzas, aunque fuera solo el trasero. Hoy ya no es políticamente correcto, hoy ya no pasan esas escenas, ahora cuando mucho vemos un beso y ya, se las ingenian para evitar que las estrellas enseñen las nalgas y rechinen el colchón.

Pero mientras tanto, con el nacimiento del video casero y la guerra entre el VHS y el BetaMax, yo era el que sufría las consecuencias del veto de parte de quien fuera. ¡Todos! Todos se dieron el lujo de taparme los ojos y decirme la famosísima frase: "Pepe, eso no lo puedes ver tú." Seguido de una mano cubriéndome la mitad de la cara. Nada funcionaba, ni siquiera sentarme lo más lejos de los adultos posible, siempre había un malabarista que se estiraba y alcanzaba a taparme a tiempo, antes de que salieran volando las prendas. Así que ya con el tiempo podía distinguir quién era el dueño de la mano, si era suave y acolchonadita de mi Mamá, si era flaca, de alguna de mis tías, si era carnosa y gordita de mi abuela: ¡inclusoen más de una ocasión me obligaron a utilizar mi propia mano!

Lo que ellos no sabían es que estaban alimentando la imaginación de un niño medio precoz, que trataba de imaginarse a toda costa lo que sucedía con los sonidos y la poca luz que secolaba entre los dedos censuradores.

Así que de muchas películas, me perdía gran parte, como esa en la que Charles Bronson era esposado a una jovencita y tenían que huir de unos matones. En una escena los atrapan y empiezan a toquetear a la muchacha tirada en el suelo, junto al vengador callejero. Corte a, alguien tapándome los ojos. Corte a, me destapan los ojos y... ¿Que sucede? La pareja todavía esposada huyen en una camioneta gris a toda velocidad. ¿Qué paso mientras yo estaba en la oscuridad? ¿La mujer traía un cactus en el cuerpo y espino a los malhechores? No lo se, nunca lo sabía. Por eso odiaba el sexo en las películas y lo que es peor a la censura casera.

Sin más remedio hice mentalmente una larga lista de las películas que vería cuando me volviera adulto, incluso cuando me paseaba por los pasillos de Video Club y veía las portadas de las cajas me decía a mi mismo: "tengo que anotarla". Ahí estaban todas esas cintas esperando a que mi cuerpo terminara de estirarse y recibiera mi credencial del IFE para poder verlas, sería mí premio si sobrevivía al ataque de acné y pelos que invadían mi cuerpo.

Y eso sucedió... pero no recibí ningún maldito premio. La videocasetera se descompusó, el video remató todas las películas de mi lista por viejas y defectuosas, en las nuevas películas no había acostones ni encuerados... Ni siquiera pude festejar mi adultez descaradamente, como lo hizo mi amigo Albino, así se llamaba, no es que fuera blanco, que después de la cena de su cumpleaños se desentendió de todos y se fue a un cine XXX, donde según me aseguro, el verdadero show estaba en las butacas y los baños y no en la pantalla. Ni siquiera pude hacer eso, por que el era del D. F. y en Monclova no había cine porno.

Así que en ese entonces, mis pupilas aún santas, tendrían que esperar... más.

Comentarios

Alejandro dijo…
Estimado Luis Luna, gracias por echarte un trago conmigo en el Rincon del Bohemio y paso de nuevo a visitar tu blog, ayer entre a checarlo y basicamente habla sobre cine y obvio pues el titulo del blog es relativo, que bueno la verdad, me da mucho gusto conocer un blog que hable de cine y mejor aun que sea regio o al menos de Monterrey, (espero no equivocarme).

Me gusto y me llamo la atencion lo que mencionas sobre el sexo en las peliculas, definitivamente algo que trauma nuestra niñez, pero creeme que en mi caso fue a la inversa, me pasaba todo lo que a ti, me tapaban los ojos, o me tenia que tapar los ojos yo mismo, pero me valia madres, al final d cuentas veia toda la pelicula, me valia madre la escena de sexo, yo no queria perderme toda la trama.

Una pelicula muy buena, por que a lo mejor eres de la epoca, llamada "La Última Prostituta", muy buena pelicula, muy buen topico, pero sobre todo pinche sexo malo, pero muy buena pelicula.

Siguele echando ganas hermano, muy bueno tu blog, sinceramente.

Un saludo desde El Rincon del Bohemio.

Duartte & Lallenmand
Luis Luna dijo…
Gracias por tus comentarios. De verdad los aprecio mucho.

No me suena esa película.

La única que pude ver completa, fue la de El Silencio de los Inocentes y eso por que la vi con tio liberal que le valio que viera la escena del transexual bailando "Goodbye Horses". No se si tenga algo que ver, pero esa película es mi favorita.

Saludos.

Pasare por más tragos a tu Rincon Bohemio.
Alejandro dijo…
Ay we puta madre, disculpame la expresion, con todo respeto, pero esa pelicula, por alla del 92 que la vi completa, su cancion de Goodbye Horses ha sido un crack para mi, es la mejor cancion.

Es el mejor cuadro, la mejor toma, la mejor cancion, y dio en el clavo con la mencionada cancion de Q Lazzarus, es un plomazo.

Con respecto a la Ultima Prostitua, creo que es mexicana la pelicula, o sajona, no recuerdo muy bien, pero no aportaba nada, al igual que las peliculas pornograficas, pero en fin.

Gracias caballero por la molestia, se aprecia en verdad.

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.