¿El mes de la generosidad... o el negocio?

Diciembre. Un mes complicado. Un mes de religión, de fiesta, un mes de recuento y de proyecciones; un mes de contrastes. El solo evento que se realiza año con año a principios del mes abre la pregunta. ¿Es un mes de generosidad o de negocio? ¿Es un mes de bondad o de regalos?

Desde un principio me e mostrado en contra del Teletón, nunca he donado, aún y en contra de las miradas de reproche de compañeros de trabajo y familiares. Y esta bien, estoy de acuerdo en que es una buena causa y que en México hay muchos niños discapacitados de escasos recursos que necesitan atención medica que no pueden pagar. Pero... ¿Es necesario montar un espectáculo para lograrlo? ¿Es necesario utilizar a los niños y sus familias para su objetivo? ¿El fin justifica los medios? ¿Es la lástima el único medio para despertar nuestra generosidad? ¿Es con nuestros bolsillos la única forma en que les interesa demostremos nuestro apoyo? ¿Es el Teletón para Televisa, Banamex y las múltiples empresas donadoras, la forma de disminuir sus impuestos anuales, mejorar sus finanzas o sólo una causa noble y desinteresada?

Lo siento, pueden llamarme Grinch o Pinch, pero yo no voy a donar, ni ver a Lucerito llorar, ni veré a los niños beneficiarios contar tu triste historia... Y como cada vez que la realidad me asusta recurro al cine, esta vez veré dos cintas que hablan de dar y quitar, de dar y darse. Quería presentarles una lista mas larga, pero sólo encontré estas dos, tal vez ustedes me ayuden a completarla. Y si al final del día les nace donar, háganlo, si no, hay otras formar de dar. Diciembre esta aquí... abracémoslo.

Dogville.
Grace (Gracia en inglés) llega huyendo a un pueblo perdido en la nada llamado Dogville (algo así como "Tierra de Perros"). Los habitantes del lugar aceptan ayudarla a refugiarse a cambio de colaborar con ellos en sus labores diarias. De ese modo Grace, se vuelve niñera, mucama, ayudante y todo parece marchar bien. Sin embargo la noticia de que la policía esta en busca de la mujer, argumentando que es peligrosa, la gente desenfunda sus garras exigiendo labores cada vez más inusuales y demandantes, incluida la de amante. Grace ve transformarse ante si la bondad y generosidad en mezquindad, rayando límites insospechados. Pero Grace guarda un secreto muy peligroso, un secreto que puede cambiar la vida en Dogville para siempre.

El Festín de Babette.

Babette, una joven francesa, se refugia de la guerra franco-prusiana en una austera villa de la costa danesa, del siglo diecinueve, donde se practican estrictamente los principios religiosos que el pastor luterano del lugar ha predicado por años. Así que cuando Babbete recibe una suma de dinero en herencia y en gratitud por la hospitalidad, pide permiso para ofrecerle al pueblo un banquete francés en memoria del pastor fallecido. Pero ante los ojos de los pobladores, el banquete más que un regalo es una tentación que deben evitar, sin embargo conforme avanza el banquete, la magia de la comida y la generosidad de Babette, les abre los ojos y tal vez, el corazón.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.