Las Crónicas de Narnia.

© Watl Disney Company

Si ustedes, como yo, creían que Las Crónicas de Narnia iniciaría una nueva franquicia a la altura de El Señor de los Anillos; olvídenlo, en el mejor de los casos puede aspirar a convertirse en algo parecido a Harry Potter, pero eso si con el dulce sabor que Disney sabe agregarle a todo. Narnia, es una película familiar, incluso infantil, que incluye en el trasfondo valores cristianos sobre la eterna lucha entre el bien y el mal, que a estas alturas ya las hemos visto en algún lado.

El León. Fue creado digitalmente de tal forma que parece real, sus cabellos se mueven independientemente uno a uno y cuenta con la voz, en la versión en ingles de Liam Neeson. Este león representa la justicia, tiene el rol de redentor, quién para poder salvar tiene que sacrificarse incluyendo su caminata solitaria a la medianoche. Aslaan, a pesar de que es uno de los personajes centrales, hace su aparición cuando la cinta ya va casi a la mitad.

© Watl Disney Company

La Bruja.
Interpretada por Tilda Swinton, encasillada ya en este tipo de papeles, se nota rígida y apretada, detrás de un vestuario que parece de yeso, quitándole mucha flexibilidad, constituyéndose en una villana por demás floja y sin chiste que nisiquiera logró asustar a los más pequeños de la sala, quienes ya están acostumbrados a ver encarnaciones del mal mas violentasy desenfrenadas.

© Watl Disney Company

El Ropero. Es el protagonista de las mejores escenas de la película, es quién transporta a los cuatro niños de un mundo real en guerra a un mundo fantástico... en guerra. Un elemento que puede ayudar a los niños a comprender lo que significa un conflicto bélico, pero que además les enseña a tomar las armas y participar. El ropero es el portal que se abre para presentarnos la visión de un lugar imaginario que se va mostrando poco a poco, al mismo tiempo que los protagonistas lo van descubriendo en su viaje. Una visión que ha sobrevivido varias décadas gracias a los libros y que el cine esta a punto de perpetrar.

Un mundo en el que todos los animales hablan y hasta Santa Claus se pasea en su trineo regalándole armamento mágico a los niños...perdón. ¿Estoy hablando de Narnia o de Gringolandia? Ya me confundí.

Comentarios

Hye bro aqui nada saludando no he visto esa pelicula pero suena interesante por cierto es posible que vaya a la reunion blogger del sabdo a 4 pm en el cafe paraiso si va pues que chido saludos
Kill Drum dijo…
...Eh primo, eso de El Ropero, no vaya a confundirse e invita a los niños a salier de él...Aguas!!!...

Visita mi blog...killdrum.blogspot.com
Luis Luna dijo…
Sniper - Si quiero ir, ojala y se pueda.

Primo - Lo dicho Disney es el anticristo, corrompiendo a nuestros chamacos.

Ja Ja Ja
Switch! dijo…
ah ps a mi si me gustó mucho, excepto las escenas en que se veían sobre-expuestos los personajes en la pantalla verde...

pero tu opinión es algo acertada.

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.