La Lista Navideña del Sr. Scrooge.

¿Por qué hay gente que se deprime en navidad? Con el simple hecho de ver una serie de luces encenderse y apagarse o al escuchar una melodía navideña, con eso es más que suficiente para derramar unas cuantas lágrimas. ¿Será que no les gustan las despedidas, que no les gusta cerrar un años y dejar cosas atrás? ¿Será que extrañan desde ya lo que estan a punto de perder? ¿Serámiedo a enfrentar lo que viene? La navidad siempre saca lo peor y lo mejor de nosotros.

A mí me encanta la navidad. Me encanta que al dar las doce en mi casa, no cabe ni un alfiler y se batalla en llevar la cuenta de a quién te falta por abrazar, me encanta levantar a mis primos en vuelo, sonar mis palmas en las espaldas de mis tíos y me encanta besar las caras emocionadas de las mujeres. Me encanta decir que lo logramos, que la libramos por un año más y por que no, llorar y extrañar a quienes no lo han hecho. Eso hace que toda parafernaliavalga la pena.

Pero lo que casi no me gusta, es el cine navideño. ¿A poco de veras la felicidad decembrina debe de ser como Hollywood y los comerciales nos la quieren enjaretar? ¿A poco de veras para disfrutar la navidad tengo que padecer lo que el Gobernator en El Regalo Prometido? ¿A poco para apreciar el verdadero sentido de la navidad tengo que ser un amargado y esperar que una serie de accidentes me haga cambiar de padecer? ¡Que flojera! Por eso hoy empiezoesta lista que espero terminarla pronto. La lista navideña del Señor Scrooge.

Casablanca


Si, ya sé. Esta cinta no es navideña y es más no se escucha ninguna campanita ni cae nieve del cielo, pero el caso es que siempre la programan en la televisión en plena nochebuena, la primera vez que la vi, era un 24 de diciembre y mientras la trama avanzaba los olores de la cocina comenzaban a llegar hasta mis hambrientas narices. Esta película es de las mías, es decir, es un romance, pero no hay tanto romance, es más, aquí el galan es un tipo cínico y amargado, que se desvive por vengarse de la mujer que le rompió el corazón, sin embargo, el recuerdo de aquel amor parece ablandarlo poco a poco. Bogart en esta cinta demostró que los machos también lloran, claro con bastantes copas encima, en la escena donde borracho y lloroso exclama una de mis frases favoritas: "De todos los cafés del mundo, tubo que venir a este". En fin, un drama pasional, una película vieja porla que nunca pasan los años... Una película que en español pudo llamarse "No me toquen esa."

¡Que bello es vivir!


Esta película la ví por presión social, osea según los críticos una película "clásica navideña". Este es un caso contrario al anterior, una película vieja a la que ya se le notan sus años, sobre todo el tono bastante rosa y tonto, en la que un hombre en plena víspera de navidad se aleja de su hogar para suicidarse por fuertes problemas económicos. Entonces Díos, escenificado por una estrella bastante pacheca digna de la producción de una pastorela bastante pobre, al escuchar a medio pueblo rezar bondadosamente por el pobre hombre manda un ángel medio guey a que lo rescate y lo convenza de seguir viviendo. ¿Se imaginan si eso sucediera en la realidad? ¿Tendría Díos suficientes ángeles para rescatar a todos los mexicanos pobres en víspera navideña? Bueno el caso es que empieza un largo flashback en el que Díos le muestra la vida "llena de sacrificio" de este pobre hombre, para cerrar con un final de lo más diabetico, en el que el pueblo enteró se coopera para el tipo en cuestión y su navida. ¿Qué bonito no? Esta cinta esta especial para verse en navidad, despues de ahogarse en ponche con piquete.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.