Intriga en Nueva York.


Apenas iba a contarles sobre Adrift in Manhattan, cuando misteriosamente desapareció de la cartelera regiomontana, sin embargo hay un par de cosas interesantes que comentar por si un día de estos se la encuentran por ahí.

La historia se centra en tres personajes; Rose, una mujer que vive en duelo tras la muerte accidental de su único hijo y la consecuente separación de su marido, interpretada por la bella actriz Heather Graham quien no se cansaba de mostrarse orgullosa y presumir que esta película había costado medio millón de dólares y fue filmada en 18 días, todo un mundo aparte a comparación de las producciones comerciales a las que esta acostumbrada a participar.

Intervienen en la historia también un solitario anciano que trabaja como cartero y quién padece de una enfermedad que lo esta condenando a una inminente ceguera y por último ésta Simon, un solitario y silencioso jóven de extracción latina, interpretado por Victor Rasuk, quién en sus ratos libres sale a la calle a fotografiar de manera secreta a las personas, hasta que un día se topa con Rose en una avenida y después ya nada será igual.

Si, ya sé, las historias corales o en tríptico ya estan caducando y aunque en esta cinta en particular tiene algunos factores que son muy básicos y evidentes hay algo que la hace diferente y muy atractiva, quizás sea por una total falta de grandes pretensiones y su estilo de narrar que parece decir: "relax, relax, take it easy" y donde no importa mucho que es lo que va a pasar, cuando se van a tocar las historias o en que diablos va a terminar todo, si no más bien se concentra en cada momento de la historia y nos pide suavemente que nos dejemos guiar.

Por momentos la historia se vuelve muy sexy y en algunos otros muy intrigante, aunque esto no justifica para nada el desdichado titulo que lleva en español, pero eso si la cinta destila en todo momento de mucha sencillez y de mucho inesperado romance natural, envuelto en una ciudad como Nueva York, tantas veces retratada, pero aquí vista desde otra perspectiva, donde sus calles y metro son el lugar ideal para un par de bellas secuencias.

Aunque la belleza de Graham inunda la pantalla, tendría que decir que Victor Rasuk es el mejor actor de la cinta, un jóven de ascendencia puertoriqueña, quién vió en la actuación una salvación a la violencia de las calles, que ha actuado en un par de cintas comerciales y próximamente lo veremos en The Argentine, la cinta de Soderbergh sobre el Ché Guevara, pero hasta el momento su mejor trabajo sigue siendo en otra cinta independiente, una pequeña joyita llamada Un largo camino a casa (Raising Victor Vargas), con la cual inició su carrera con tan solo 16 años.

En suma Adrift in Manhattan es una cinta ideal para cuando uno tiene ganas de ver algo realmente diferente.

Yo opino: * * * *.

(Adrift in Manhattan, Alfredo De Villa, E. U., 2007.)

Comentarios

Negro Sandía dijo…
Suena muy bien, a mi me gustan las historias corales, aúnque como dices ya estan caducando.. en fin.. suena muy bien, lastima que ni me di por enterado de que estuvo en cartelera.. a esperar el dvd..
Paola R. dijo…
Hola amor.

Pues para mi las historias corales nunca caducarán y ya sabes porqué.
Este peli sabes que me encantó y que no quería salir de la sala por el efecto que causó en mi, algo así como el efecto "shortbus".

Lástima que tuve que salir enojada y buscando al gerente del cine para reclamarle el que apagaron la pantalla justo cuando comenzaban los créditos finales.
Paola R. dijo…
besos!

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.