Max Payne.

Antes que cualquier otra cosa, para ver esta cinta hay que considerar que esta basada en un vídeo juego. Y eso no es bueno ni malo, salvo por la mala racha que han tenido últimamente las cintas extraídas de las consolas, pero esto no es gratuito, a pesar de que en Estados Unidos la cinta se encuentra en primer lugar de taquilla, tiene en su haber un puñado de malas críticas, ganadas a pulso hay que decirlo.

Al inicio todo pintaba muy bien, como una cinta detectivesca que se mueve por los bajos mundos del crimen y con un toque sobrenatural con enormes bestias aladas que devoran seres humanos, pero pronto todo se queda a medias. El director, John Moore, quien ha probado no ser tan bueno con las historias y personajes, se centra en los efectos, las escenas de acción y el artificial aspecto visual, dejando olvidada la narración, la construcción de personajes y la coherencia.

Hay personajes que aparecen y luego se pierden en el olvido, para aparecer después como por arte de la tele transportación en los momentos que más se les necesita, hay apariciones especiales como Ludacris y Nelly Furtado, pero el resultado es bastante malo, con actuaciones grises y unidimensionales que no aportan ni un ápice de dramatismo o interés. Lo que si no faltan son los clichés, los cuales aparecen a gran velocidad que es muy difícil contarlos.

Y siendo como es éste vídeo juego, cuya total acción se centra en disparar a diestra y siniestra, esta no podría ser una película diferente, la cantidad de disparos que hay en pantalla es exagerado, exorbitante, lo cual se vuelve una tortura por un diseño de sonido hecho con la intención de dejar los tímpanos lastimados.

Y en general esa es la actitud de toda la cinta, John Moore, en mi lista ya de malos directores justo a un ladito de Michael Bay, pareciera tener la machista intención de impactrnos sin descanso minuto por minuto con imágenes, sonido y acción, haciendo algún lado cualquier sentido de la sutileza y sin ninguna intención por contarnos una historia.

Lo único positivo de esta cinta para mi, fueron tres cosas; la primera es que pude ver aunque sea por unos cuantos minutos a la nueva, flamante y hermosa chica bond, Olga Kurylenko, con todo y su sensual acento ruso, la segunda el emocionante soundtrack y la tercera, que por ver ésta cinta no pague absolutamente nada.

Yo opino: * *.

(Max Payne, Jhon Moore, E. U., 2008.)

Comentarios

Paola R. dijo…
hola amor... lo unico BUENO era el protagonista. jeje.
besos.
ademas a mi me gusto un poco, me dio risa, jaja, y ademas entretiene, aunque de pronto no entendia nada :S
JIFF dijo…
En mi reseña puse que estaba bien para verse en el cine precisamente por los efectos y que era mejor si tú no pagabas.

¿qué te puedo decir?
A inicios de ésta decada surgieron dos franquicias en PC que tenían un argumento llamativo para un medio interactivo, pero nos dmaos cuenta que al trasladarse al cine no lo hicieron del todo bien.
Luis Luna dijo…
Saludos Pao. :)

Así es JIFF, creo que el meollo del asunto es que no le encargan este tipo de proyectos a la gente indicada, las sentencian desde el origen a ser películas de entretenimiento sin ningún sentido de inteligencia.

Saludos a todos.
Luisa dijo…
Ay Dios mío! Pues si tú le encuentras sólo 3 cosas buenas de las cuáles 2 no son realmente sobre la cinta y la última es sobre el soundtrack... entonces estamos perdidos...
hahaha
Panda Ant dijo…
Luis, esa racha de malas peliculas basada en videojuegos la traen desde la de SUPER MARIO BROS THE MOVIE... me da penita ir a verlas en mi papel de geek de videojuegos...

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

El Sueño de los cuartos infinitos.