Melinda y Melinda



¿Es la vida un drama o una comedia? Es la pregunta que hace Woody Allen como preámbulo de su nueva película Melinda y Melinda, una misma historia contada de dos formas diferentes un drama y una comedia romántica.

Yo la verdad, no soy muy afecto a las cintas de Allen, de algunas que he visto de toda su larga filmografía podría decir que solo una me gusto por completo, Balas sobre Nueva York, pero ahora se suma también esta nueva cinta, que resulta mucho mas ligera, divertida y accesible que otras películas en su haber. Tan es así que el público se divirtió con el aspecto cómico y romántico de la historia y se compadeció de los personajes en la parte trágica. Y por sorprendente que parezca hubo aplausos al final.

El guion bastante original, sencillo y dinámico, ya que va
contándonos los dos aspectos de la historia, brincando en dos realidades distintas, en dos visiones opuestas de la vida. Y hay que destacar además la excelente recreación del ambiente y estilo de vida neoyorquino que suele estar presente en las cintas de Allen y que en esta ocasión te hace desear estar ahí, paseando por las avenidas, por parques o en algún café de moda.

Y para aquellos que extrañen la presencia de Allen en la cinta, no pierdan detalle de la primera secuencia, ya que cuando la cámara se interna al café de la primera escena, al primer comensal que vemos, sentado a un lado de la pared, aunque sea por solo unos segundo es al inigualable chaparro quejumbrón y acomplejado de Woody Allen.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La Hermandad de la Guerra.

Pedro Infante vive.

Frente al Abismo. (L.I.E.)